Élez reduce liberaciones de concejales y personal eventual

Leticia G. Colao
-

El equipo de Gobierno contará con ocho liberaciones completas, entre ellas la de la alcaldesa, y dos parciales, a lo que se sumará una más para el PP y otra a repartir para Ciudadanos y Vox

Élez reduce liberaciones de concejales y personal eventual - Foto: LGC

Las novedades también llegarán al Ayuntamiento en las liberaciones de los concejales, es decir, los que contarán con sueldo del Consistorio con dedicación exclusiva para las tareas municipales. Ya había anunciado la alcaldesa, Tita García Élez, sus intenciones de modificar la actual organización con una más que segura reducción y ayer mismo dio a conocer que pasarán de las 13 liberaciones de la última legislatura, a las 11 actuales.
El ajuste acordado por el mismo equipo de Gobierno, sin necesidad de acuerdos con la oposición por la mayoría absoluta de la que disfruta, se quedará en ocho liberaciones completas para los concejales del Gobierno, entre ellas la de la alcaldesa además de Luis Enrique Hidalgo, Flora Bellón, Sergio de la Llave, Nuria Sánchez, Sergio Gutiérrez, Daniel Tito y Paloma Sánchez Garrido, y dos liberaciones parciales, que serán para Marta Ramos y Roberto Gallego. También se reduce el personal de confianza adscrito a Alcaldía, que serán cuatro personas y no seis como hasta ahora. Todo ello supondrá un ahorro aproximado de 150.000 euros anuales.
No cobrará del Ayuntamiento el concejal de Urbanismo, José Antonio Carrillo, ya que según ha podido saber este diario, además de llevar esta área municipal seguirá ostentando el cargo de Director General de Vivienda y Urbanismo en la consejería de Fomento, por lo que cobrará del Gobierno regional.
También se modificarán, y mucho, las liberaciones para los grupos políticos de la oposición, en comparación con lo disfrutado entre 2015 y 2019. Élez anunció que han propuesto, siempre en consonancia con el número de concejales logrados en las urnas, un único liberado para el Grupo Municipal Popular (con cinco ediles), media liberación para Ciudadanos y otra media para Vox, ambos con tres concejales, lo que hace un total de 11 para toda la Corporación.
A este nuevo organigrama se sumará un administrativo compartido por los tres grupos en la oposición.
En este sentido, García Élez recordó que en 2011 cuando el PSOE obtuvo 10 concejales como mayor grupo de la oposición, contó únicamente con una liberación lo que no impidió «hacer una labor política de fiscalización y de control al Gobierno».
Asimismo, insistió en que el presupuesto municipal  «no está para solucionar la urgencia de ningún partido político, ni las urgencias personales, incluido mi grupo», indicando además que está «muy encorsetado». García Élez justificó los cambios indicando que estos ajustes, que deben venir en primer lugar desde la Corporación para dar ejemplo, «son imprescindibles» para ofrecer un cambio de ciudad.
El ahorro de estas liberaciones puede suponer 150.000 euros aproximadamente a las arcas municipales cada año, lo que ayudará en la búsqueda de «fondos e ingresos» para mejorar la imagen de la ciudad. Así, dijo, «hemos comenzado por quitarnos esta aportación de Alcaldía y dotar de presupuesto a otras prioridades» más necesarias, aseguró.