Isabel Fernández se aferra al Mundial

J. M. Loeches
-

La karateca toledana, que ha vuelto a los entrenamientos al aire libre, se está preparando para la cita de Dubái, ya que cree que podrá celebrarse aunque sea a puerta cerrada

Isabel Fernández se aferra al Mundial - Foto: David Pérez

Isabel Fernández ha acogido con los brazos abiertos la posibilidad de salir a entrenarse tras mes y medio de confinamiento. La campeona de Europa y del Mundo de para-kárate no dudó en madrugar el pasado sábado para rodar con su silla de paseo por la urbanización en la que vive. «Es maravilloso poder salir de nuevo, ya lo echaba en falta, aunque ahora mismo el deporte no es importante», reconoce la toledana, que combina estas salidas con el trabajo de gimnasio en casa y las sesiones de Kata.
Por su condición de deportista de alto nivel (DAN), Isabel Fernández puede salir a cualquier hora del día a ejercitarse. Aprovecha el paseo que hay desde Las Perdices hasta la localidad de Bargas para hacer unas cuatro vueltas (entre 12 y 15 kilómetros), aunque aprovecha las franjas horarios que están fuera de las habituales para intentar cruzarse con la menor gente posible. «Es mejor tener espacio y no esquivar a la gente», reconoce. Además, le es más cómodo entrenar sin la mascarilla porque, como asegura, le agobia y le asfixia a la hora de rodar, y así no va a encontrarse con nadie.
Asimismo, la karateca capitalina admite que es muy complicado «entrenar sin un objetivo», como le está pasando a muchos deportistas en esta última parte del desconfinamiento. No es su caso porque sigue preparando los Katas que tenía previstos para el próximo Campeonato del Mundo, fijado para el mes de noviembre en Dubái (Emiratos Árabes Unidos). Fernández se aferra a que se podrá celebrar, «aunque sea a puerta cerrada».
 Y es que, hay que recordar que el pasado mes de marzo ya se canceló el Europeo de Bakú (Azerbaiyán), que iba a disputarse apenas una semana después de estallar la pandemia del coronavirus en España y el resto de Europa.
Todavía faltarán unas semanas para que la campeona europea y mundial pueda volver al gimnasio del Kidokan. Su entrenador sigue su preparación de manera telemática, pero como confiesa, «no es lo mismo corregir a distancia que hacerlo en el sitio». Por eso, aunque se tarde en reabrir las instalaciones del club, la toledana confía en que Álvaro Jiménez pueda desplazarse hasta su domicilio para indicarle lo que crea conveniente de manera directa y así seguir preparándose para el Mundial, si es que el virus lo permite.
Lo positivo para ella es que toda esta crisis sanitaria no le ha hecho perder el ánimo. «Hay gente que se lo ha tomado peor, pero yo soy consciente de que ahora mismo una competición no es importante y que hay que atender a lo prioritario», concluye.