Las camadas de ganado bravo que abastecen la provincia

Dominguín
-
Las camadas de ganado bravo que abastecen la provincia

Más de trescientos animales salen de varias de las casas ganaderas con más solera y tradición del campo bravo de Toledo. Desde la fundada en 1884 como la de los hermanos Arroyo, pasando por las familias Mayora, de León, Serrano o Víctor Huertas


En este segundo análisis de la cabaña brava de la provincia se engloban una serie de explotaciones que fuera de los circuitos de las corridas de toros, lidian decenas de animales sobre todo en los pueblos de nuestra geografía más cercana. En su mayoría ocupan centenares de hectáreas de ganaderías que ya llevan asentadas en su hábitat decenas de años. Son los hierros preferidos por muchas de nuestras localidades. Más de trescientos animales han lidiado entre las vacadas de las familias Mayoral, Arroyo, de León, Serrano, Huertas y Dehesa de Valhondillo-La Cilla.
Pablo Mayoral Herranz creó en 1955 uno de los hierros de ganado bravo que se mantiene hasta hoy en día en manos de sus nietas Mercedes, Mara y Ana. Tres hermanas que a partir de 2015 comenzaron un camino apasionante y en solitario comprando a sus hermanos y a su madre las reses que hoy conforman la ganadería conocida como ‘Toros de Pablo Mayoral’. Está compuesta por 160 vacas de vientre y 8 sementales, incluyendo en estas cantidades las reproductoras y machos del hierro de Mercedes Figueroa, inscrito en la UCTL. Su primera novillada lidiada en las Ventas fue en 2016 y hasta ahora la finalidad de la nueva propiedad es volver a ampliar el número de cabezas y recuperar su sitio en el mercado.  El último año ha lidiado reses en Burgondo, El Barraco, Navalperal de Pinares, Hoyo Manzanares, Valdepeñas, La Pueblanueva, El Escorial y  Benasal.
La familia tiene condensada en Sotillo de Las Palomas las demás reses de lidia, concretamente en la finca ‘Chinillas’, con la denominación de ‘La Laguna’. Sus toros y novillos los vimos en plazas como: Sotillo de las Palomas, Navalperal Pinares, El Barraco, La Pueblanueva, Castillo Bayuela o Valdepeñas. Entre los dos hierros se embarcaron más de setenta machos para las plazas y las calles.
La decana de las ganaderías de Toledo, se comenzó a crear en 1884, y a día de hoy sigue en las manos de la misma familia. Hablamos de la Carmen y Mariano Arroyo, titules del legendario hierro de la ‘H’, que tienen dos líneas diferenciadas tanto en procedencia como en lugar de ubicación. En Ventas con Pela Aguilera, en la finca Malabrigo pastan los ‘Núñez’ de Mariano, quien fiel a la procedencia heredada de su padre, mantiene esta línea. Este año sus animales los hemos visto lidiar en varios festejos menores de añojos y erales. Ha destacado por encima de todo el buen festival que lidió en La Mata, donde se le dieron la vuelta al ruedo a dos novillos. Por otra lado el festejo inaugural del año en Belvis de la Jara, allá por el mes de enero, contó con añojos de su casa, dando un juego extraordinario.
Por su parte su hermana Carmen, tiene las reses en San Pablo de los Montes, quien con la estimable ayuda de la quinta generación familiar, Fernando, Alfonso y Leonardo, sus hijos, comparten la crianza de reses de procedencia ‘Domecq’. Empezaron la temporada lidiando un festival en Santa María de los llanos (Cuenca), donde Víctor Puerto y Esaú Fernández cortaron ocho orejas y dos rabos. Allí destacó por encima de todos el novillo de nombre ‘Patillón’ que recibió el premio de la vuelta el ruedo. Ya  en el mes de septiembre lidiaron una novillada sin picadores en El Casar (Guadalajara), donde el novillero portugués Joao d’Alva, Alumno de Víctor Mendes cortó la única oreja del festejo, el resto de actuantes hicieron buenas faenas pero no tuvieron premio por el mal uso de los aceros. Terminaron la temporada lidiando en Jaén, plaza de segunda categoría una novillada, donde Ruiz de la Hermosa cortó dos orejas y el novillero jienense Joaquin Carrillo ‘El Nete’, cortó dos orejas y rabo, premiándose con la vuelta al ruedo el extraordinario novillo de nombre ‘Empotrado’. En total se lidiaron 12 novillos dos obtuvieron el premio de la vuelta al ruedo y se cortaron con ellos un total de 13 orejas y 3 rabos.
Una de las ganaderías habituales en decenas de municipios es la de Mariano de León, cuyos novillos se embarcan desde Casarrubios del Monte. Festejos destacados fueron los de Casarrubios, Villasequilla, Recas, Valmojado, Portillo, Cebolla o Cubas de la Sagra. Han lidiado utreros para novilladas picadas, erales para novilladas sin caballos, donde su divisa es un fijo y festivales de los que destacan el de Recas, donde Morenito de Aranda realizo una faena muy artística, la novillada sin caballos de Casarrubios también dejó varios animales de nota y el cierre de temporada, el festival taurino de Cebolla. Allí los animales embistieron de maravilla como nos contó el propio ganadero,  con una gran actuación de Uceda Leal. El balance ha sido la lidia de 36 novillos a los que se les han cortado 43 orejas y ocho rabos, siendo premiados con la vuelta al ruedo seis de los animales de la casa. Para la temporada que viene tiene preparado 33 utreros y 45 erales, que a buen seguro veremos en nuestra geografía provincial.
A orillas del río Guadarrama, en el término municipal de Chozas de Canales, tiene sus reses Carlos Serrano y pese a su corta camada, tiene una importante actividad a lo largo de la temporada. Han sido más de treinta animales los lidiados en localidades como Garciotum, Chozas de Canales, Valmojado, Belorado, Villanueva de Bogas, Cobeja y Novés.
El mismo número de animales ha embarcado desde ‘El Ejido del Malhincada’ en las Ventas de San Julián, para los pueblos que han disfrutado del encaste ‘Santacoloma’ de Víctor Huertas. Han destacado los lidiados en las novilladas picadas de Sotillo de la Adrada y Colmenar de Arroyo.
Luis Martín, posee en El Casar de Talavera dos hierros diferentes de dos encastes que lidia con las denominaciones Dehesa de Valhondillo y Toros de la Cilla. Valhondillo El año 2018 bajo el hierro de Dehesa de Valhondillo han lidiado dos novilladas picadas , una en Talavera en la feria de mayo que fue de muchísima calidad y pudo cuajar a placer Carlos Aranda y otra en Segurilla a la que la falto sobre todo fondo. En cuanto a los erales han lidiado tres festejos; en Navalcán, un festival en Mejorada y en Hervás , cada una de ellas de sementales diferentes y con resultados tremendamente satisfactorios. Eduardo de Castro, representante de las dos vacadas, desatacó el encierro de Navalcán,  con Jorge Molina como protagonista y en Hervás donde hubo un novillo al que se le pidió el indulto. En el festival de Mejorada tanto Eugenio de Mora como Luis Bolívar, disfrutaron mucho y se lo pasaron en grande con sendos  lotes de muchísima nota. En cuanto a los Toros de la Cilla, aún están en periodo de transición, por lo que los utreros y toros de esta temporada han ido todos a las calles: se han visto animales en Nules (Castellón), Faura (Valencia), Esquivias, Pepino y Pozuelo de Alarcón, con resultados muy satisfactorios para las peñas y comisiones que los adquirieron. Destacar que este hierro ha sido seleccionado y purgado dejando solo vacas de procedencia Aldeanueva (directas del raboso) y ya se llevan cubriendo dos años con toros de Guateles, (propiedad de Cayetano Muñoz). En tres o cuatro años comenzaran a valorar, pues actualmente se encuentran con una camada ajustada a 120 reproductoras, de las que 80 vacas son de Dehesa de Valhondillo y 40 hembras  pertenecientes a Toros de la Cilla.