El director que desafió al franquismo

latribunadetoledo.es
-

Juan Sánchez Borox proyectará este martes en la Biblioteca Regional del Alcázar el film 'Una película de Basilio Martín Patino basado en el trabajo del director salamantino interesado por la cinematografía de no ficción

El creador durante uno de sus trabajos que grabó en Madrid. / fundación basilio martín patino

I.P. Nova | Toledo

Desafió al Franquismo en su última etapa y se quiso especializar en las películas de montaje. Así era Basilio Martín Patino, un importante director cinematográfico salamantino al que la Biblioteca Regional de Castilla-La Mancha rinde un homenaje el próximo martes con la proyección del filme que lleva su nombre. Ha sido el cineasta toledano, Juan Sánchez Borox, quién ha querido dar voz a este afamado director español con el que ha tenido el placer de «tratar en persona» a la hora de hacer este trabajo.
Fue la tesis doctoral del toledano, que ha estudiado Bellas Artes en la vecina ciudad de Cuenca, la chispa que ha prendido la mecha de la creación audiovisual. «Cuando nos pusimos en contacto con Basilio y su fundación nos facilitaron mucho material para la tesis a partir de ahí vi que había mucho fondo y que podíamos hacer algo con ello», recuerda, haciendo especial hincapié en que todo «creció sin pretensiones».
Fue cuando apareció la posibilidad de hacer entrevista a algunas de sus actrices y compañeros de profesión cuando Sánchez Borox se aseguró de que su tesis doctoral se convertiría, además, en una película.  «Siempre tuve una especial afinidad con el área audiovisual de las Bellas Artes», recuerda el creador. Para este toledano que tanto tiempo ha estado viviendo en las laderas del Júcar su faceta artística también se tenía que ver reflejada en este trabajo. «Basilio no tiene una forma hacer cine  concreta es un experimentador», alega.
Para el director, su gran maestro Basilio Martín Patino supone un referente «fundamental dentro de la cinematografía española desde la segunda mitad del siglo XX hasta nuestros días». Es por ello por lo que en este documental se realiza un recorrido biocinematográfico observando «de qué manera sus películas han sabido plasmar la huella de su trayectoria vital a través de unos años ciertamente difíciles para la cultura en nuestro país». «Basilio plantó cara al franquismo en sus últimas etapas con trabajos como ‘Canciones para después de una guerra’ (1971)», cita.
Ubicado en el que fue llamado el Nuevo cine español, Basilio Martín Patino «debe ser considerado como uno de los pioneros absolutos en España en cuanto a la utilización de géneros como el falso documental y el cine ensayo», destacando sobre las demás facetas de su obra el uso «magistral» del montaje. «Es capaz de jugar en todos los campos. Cuando empezó a trabajar en el cine de ficción se va dio cuenta que no era algo muy suyo y entra de lleno en el género que le dio la fama: las películas de montaje, que consisten en buscar material dentro de una temática concreta para definir una temática específica», argumenta.
Temáticas recurrentes en torno al discurso crítico y disidente con el franquismo y el mundo de la memoria colectiva audiovisual, serán los protagonistas en películas tan relevantes como ’Nueve Cartas a Berta’, ‘Canciones para después de una Guerra’, o ‘Queridísimos Verdugos’, trabajos que aparecen representados en gran parte del documental. Además, el filme que se comenzará a proyectar a las 19,00 horas, cuenta con testimonios de  personas del círculo profesional y personal del director salamantino, como son Verónica Forqué, Mario Camus, Ana Duato, María Galiana, José Luis García Sánchez o Emilio Gutierrez Caba, entre otros.
Respecto a el por qué Sánchez se quiso acercar a la figura de Basilio, y no a la de cualquier otro director español, reconoce que es el espíritu libre del salamantino a la hora de trabajar le embaucó. «Él decide salir de todo lo enmarcado en el ámbito estatal de la Escuela de Madrid para hacer un cine más libre y despreocupado», contrasta.
Un documental que repasa, en los ojos de un gran director, la historia de España y una de sus etapas políticas más importantes: la transición democrática. Un trabajo, del cine para el cine, en el que testimonios, propios y ajenos, descubren la mirada de quien supo cómo desafiar al franquismo.