La UCLM cae hasta la penúltima en el ranking Fundación CYD

Javier D. Bazaga
-

En el cómputo por autonomías, Castilla-La Mancha acusa la escasa contribución regionaly colaboración con el sector empresarial de la comunidad, y solo destaca en la tasade graduación normativa de máster o titulaciones impartidas en otro idioma

La UCLM cae hasta la penúltima en el ranking Fundación CYD - Foto: Tomás Fernández de Moya

Castilla-La Mancha cae hasta la penúltima posición en el ranking de universidades españolas que publica la Fundación Conocimiento y Desarrollo (CYD), desde hace seis años. Desde la posición número 12 de la tabla de comunidades autónomas que ocupó en año pasado, la edición 2019 de este ranking la sitúa en penúltimo lugar solo por delante de Andalucía.
El sistema empleado analiza un total de 36 indicadores ordenados en tres grupos ordenados de mayor a menor rendimiento por colores, como si fuera un semáforo, de manera que los indicadores en los que aparece un mayor rendimiento están en el conjunto verde, con rendimiento intermedio en el amarillo, y los de menor rendimiento en el rojo. Así, Castilla-La Mancha alcanza solo 3 puntos verdes, 20 amarillos y 11 rojos, lo que le otorga la penúltima posición de este ranking. «Está aquí porque tiene pocos verdes, pero de calidad media no está mal», suavizó Francesc Solé, vicepresidente de la Fundación CYD.
La Universidad de Castilla-La Mancha obtiene la puntuación más alta nada más que en el indicador de «tasa de graduación normativa de máster» dentro del bloque de Enseñanza y Aprendizaje, el de «patentes con empresas» dentro del capítulo de Transferencia de Conocimiento, y en el indicador de «titulaciones impartidas en un idioma extranjero» dentro de la Orientación Internacional.
«Castilla-La Mancha no sale tan mal como parece», animó el director del informe, Martí Parellada, que justificó esa «calidad media correcta» debido, entre otras cosas, a la «debilidad de territorio» por su cercanía con Madrid, lo que obliga a una competencia en determinadas áreas que solo dan las grandes ciudades. No en vano, el ranking lo lideran un año más Cataluña, Navarra, Madrid y País Vasco, que son las 4 comunidades autónomas con más de 20 indicadores pertenecientes al grupo de mayor rendimiento (verde).
Francesc Solé explicó la situación de Castilla-La Mancha con un símil gastronómico: «tiene pocas estrellas en gastronomía, pero tiene una cantidad de mesones fantásticos».
A mejorar. Esa media se la dan los 20 puntos amarillos, pero mantiene aún 11 puntos rojos que deberían ser motivo de reflexión ya que 3 de ellos se dan en el bloque de Investigación, lo que desvela carencias en la captación de fondos externos, publicaciones por profesor y post-doctorados.
Otros 3 puntos rojos los encontramos en el capítulo de Transferencia del Conocimiento, tanto en fondos privados, el ingresos por licencias, así como en publicaciones citadas en patentes. Otros 3 puntos de menor rendimiento relativo se los da la Fundación CYD a las publicaciones regionales, los fondos de investigación regionales y a las publicaciones con las empresas de la región, dentro del bloque de contribución de la universidad a la región. «Hay camino que recorrer en la relación entre la universidad y la empresa», citó Solé, aunque las prácticas con empresas de la región obtuvieron el nivel intermedio (amarillo).
La movilidad de estudiantes en el bloque de la orientación internacional, y el número de estudiantes de otras comunidades autónomas en Enseñanza y Aprendizaje terminan de colocar a la región en esta posición, siempre según el ranking de la Fundación CYD, que no pretende sino «aportar una mayor transparencia sobre la universidad española gracias a un enfoque multidimensional», explicó Solé.
La Fundación CYD analiza 36 indicadores de 73 universidades españolas y 23 ámbitos de conocimiento con 2.522 titulaciones, de manera que obtiene una radiografía multidimensional de la universidad española. Una perspectiva que hacen ver a los responsables del estudio una «diversidad» cada vez mayor de la universidad, y gran heterogeneidad entre las distintas comunidades autónomas.