Piden diez años por intentar matar al padre de su pareja

EFE
-

La Audiencia acoge hoy un juicio por homicidio en grado de tentativa y romper orden de alejamiento tras entrar en 2018 en el domicilio de su entonces pareja en Méntrida y terminar apuñalando en el abdomen al padre de ella

Piden diez años por intentar matar al padre de su pareja

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Toledo acoge mañana un juicio contra un hombre acusado de apuñalar al padre de su pareja sentimental, para el que la Fiscalía pide diez años de cárcel, nueve por homicidio en grado de tentativa y uno por quebrantar la orden de alejamiento que le prohibía acercarse a ella.
Según el escrito de acusación del fiscal, consultado por Efe, los hechos tuvieron lugar sobre las 02:05 horas del día 23 de junio de 2018, cuando el acusado acudió al domicilio en el que residía la que entonces era su pareja sentimental, situado en la localidad toledana de Méntrida, «a sabiendas de que existía auto de medidas cautelares», de fecha 22 de junio de 2018, que le prohibía acercarse a ella a una distancia inferior a 300 metros.
En la vivienda se encontraban durmiendo en ese momento los padres de ella, que se despertaron al escuchar ladrar a los perros, motivo por el que advirtieron que alguien había accedido a su interior.
Alertado por el ruido, el padre bajó al salón para ver qué sucedía, donde se encontró al acusado y se inició una discusión entre ambos, en el transcurso de la cual, el agresor, «con la intención de quitarle la vida», le asestó a la víctima una puñalada en el abdomen «con un cuchillo de grandes dimensiones con un movimiento penetrante y después deslizante», que le causó «una herida inciso contusa no penetrante» de seis centímetros, detalla el escrito.
Los hechos son constitutivos de un delito de homicidio en grado de tentativa y otro de quebrantamiento de medida cautelar, por los que el Ministerio Fiscal solicita la pena de diez años de prisión (nueve y uno, respectivamente).
Igualmente, procede imponer al procesado la prohibición de aproximarse a la víctima a una distancia de 500 metros en cualquier lugar en que se encuentre, así como acercarse a su domicilio, lugar de trabajo y cualquier otro que frecuente, además de comunicarse con él durante el plazo de doce años.
También desde la Fiscalía se solicita que el acusado le indemnice con 1.175 euros por las lesiones sufridas y 4.655 por las secuelas.