Las urnas deciden el reparto de los 33 escaños regionales

LT
-
Las urnas deciden el reparto de los 33 escaños regionales - Foto: Yolanda Lancha

Castilla-La Mancha ha tenido en su historia cinco presidentes autonómicos, cuatro hombres todos por el PSOE y una mujer, por el Partido Popular

Los castellano-manchegos deciden hoy el reparto de los 33 escaños del Parlamento autonómico. Con una trayectoria autónomica marcada por el bipartidismo, esta décima legislatura puede ser, si se cumplen los pronósticos de las encuestas, la más multicolor en la historia de Castilla-La Mancha.
Las elecciones a las Cortes de Castilla-La Mancha tienen historia. Desde 1983 a 2015 han pasado cinco presidentes autonómicos (Jesús Fuentes Lázaro, José Bono, José María Barreda y Emiliano García-Page por el Partido Socialista, y María Dolores Cospedal del Partido Popular), aunque también hubo dos presidentes preautonómicos de la Junta pertenecientes a UCD (Antonio Fernández-Galiano en noviembre de 1978, y Gonzalo Payo en febrero de 1982).
Los resultados de las elecciones autonómicas que se celebran hoy decidirán la composición de las Cortes de Castilla-La Mancha y si la región cambia de líder o mantiene al cuarto (cuarta, en este caso) presidente de la autonomía.
1983-1987. En la primera legislatura el PSOE consiguió 23 de los 44 diputados, de manera que Coalición Popular (CP) tenía 21 diputados. El total de diputados era una cifra par y fue la única legislatura con esta característica.

1987-2007. Durante veinte años y seis legislaturas seguidas (además de la primera), el Partido Socialista salió vencedor en los comicios autonómicos y tuvo mayoría de diputados en el Parlamento. José Bono ostentó el cargo de presidente de Castilla-La Mancha desde junio de 1983 hasta abril de 2004, cuando pasó el relevo a José María Barreda que salió vencedor de las elecciones de 2007 en las que fue proclamado presidente.
En la segunda legislatura el PSOE obtuvo 25 diputados, Alianza Popular (AP) 18 y Centro Democrático y Social (CDS) tuvo cuatro representantes. Tampoco en las dos legislaturas siguientes (1991-1995 y 1995-1999) el bipartidismo no se había implantado aún pues P.C.E./Izquierda Unida consiguió un diputado en cada una de las dos legislaturas.
Sin embargo, a partir de 1999 y durante cuatro legislaturas consecutivas sólo ha habido dos partidos con representación parlamentaria (PSOE y PP). En 1999 el PSOE logró 26 diputados contra 21 del PP, en 2003 amplió la distancia con 29 contra 18 del PP, y en 2007 mantuvo la mayoría con 26 diputados contra 21.
2011-2015. En las elecciones de 2011  los resultados dieron un vuelco absoluto, con la victoria del PP con 25 diputados frente a los 24 del PSOE (que hacen un total de 49, el máximo que han llegado a tener las Cortes de Castilla-La Mancha); y por primera vez una mujer, María Dolores Cospedal, se convertía en presidenta autonómica.
2015-2019.  Con un Parlamento reducido ya a 33 diputados, Emiliano García-Page recupera el Gobierno regional para el PSOE, apoyándose en Podemos, primero con un pacto de investidura y después con su incorporación al gobierno regional.