Toledo sin Corpus… y sin toros

Dominguín
-

Pablo Lozano empresario del coso toledano, confirma que no habrá toros en la festividad de Corpus, al priorizarse seguridad sanitaria de los ciudadanos.Será la sexta ocasión, en los 154 años de vida de la plaza de toros, en la que no habrá festejos

Este año no habrá toros en la plaza de toros de Toledo durante el Corpus Christi. - Foto: Dominguín

Tras el anuncio de la alcaldesa de Toledo, de la suspensión de la Semana Grande del Corpus, todo ira desencadenando los acontecimientos más que previstos. Una de las celebraciones más destacadas de las fiestas toledanas es su tradicional corrida de toros. La empresa comandada por la familia Lozano, había conseguido volver a poner esta fecha taurina en lo más alto del calendario, llegando a ser el evento que más inversión requiriendo más de doscientos mil euros su programación para las escasas dos horas del espectáculo. .
La corrida de toros del Corpus ha acogido y seguramente acogerá a los espadas de primera línea del panorama nacional, y cada año pasadas las primeras ferias del año, emprendía la organización del festejo. Ha sido el propio empresario de la plaza de Toledo, Pablo Lozano, representante de Toros y Espectáculos Gaditanos S.A., el que ha confirmado la noticia que todos los aficionados al toro preveían, la no celebración de este evento taurino. Lozano, tras conocer las declaraciones de los representantes públicos, donde se anunciaba la suspensión de los fastos del Corpus y las propias declaraciones de Arzobispo de Toledo, Francisco Cerro, sobre las escasas posibilidades de la celebración, han tomado la decisión de no programar toros el día del Corpus toledano.
Hace días, el propio Pablo Lozano, ante la pregunta planteada por La Tribuna de Toledo, sobre cómo veía la situación taurina para este año, manifestó que como se estaban desarrollando los acontecimientos, la peligrosidad del COVID-19 y la propagación y contagio, había que ser cautos y hacer caso a las autoridades sanitarias.
Pablo Lozano, empresario taurino de la  plaza de toros de Toledo.Pablo Lozano, empresario taurino de la plaza de toros de Toledo. - Foto: DominguínEsta vez la llamada de este medio, confirmó la triste noticia para los aficionados taurinas, y quiso resaltar que lo que prima en estos momentos es la salud de los ciudadanos y por ello el seguir haciendo caso las normas y directrices marcadas por los dirigentes políticos. También Lozano nos indicó que hoy por hoy en España, está terminantemente prohibido el realizar eventos o espectáculos de masas, dentro de los que se enclavan los festejos taurinos. «La deriva de las suspensiones de las primeras ferias más importantes como Castellón, Valencia, Sevilla y ahora Madrid, hacían vaticinar que en Toledo tampoco se pudiese celebrar su corrida del Corpus Christi», añade el empresario toledano.
El empresario  no prevé el poder organizar este festejo a lo largo de la temporada en el coso de Mendigorría, primeramente, porque la fecha es clave a la hora de su programación y en otro sentido, todo hace pensar que no se puedan hacer espectáculos taurinos en toda la temporada 2020. Por ello nuestra plaza de toros, a buen seguro que este año no vea abierta las puertas para celebrar toros, por la prudencia que habría que tener para no congregar a gente en pleno control de la expansión del Coronavirus.
A preguntas de este diario, de cómo se verían los espectáculos taurinos sin público como se está proponiendo el fútbol, Pablo Lozano asevera que «los toros necesitan del calor del público, de la pasión que se transmite y ello se canaliza al propio ruedo donde están los espadas, no se entendería un festejo taurino sin público, además el sustento mayoritario del festejo taurino proviene de la taquilla, sin la cual no es viable un festejo taurino».
Será la sexta vez que no se celebren toros en la fecha del Corpus Christi, desde que en 1866 se inaugurara el coso de Mendigorría, aunque hasta el 20 de junio de 1867, no se celebrase el primer festejo del Corpus con toros de Justo Hernández para Cayetano Sanz, Gonzalo Mora y Frascuelo como sobresaliente. El primer año que no hubo festejo en esta efeméride fue el 11 de junio de 1936, días antes del alzamiento militar. El año siguiente en plena contienda el 28 de mayo de 1937, la ausencia de caballos para picar fue la causa de no realizar festejo. El día 16 de junio de 1938 y el 8 de junio de 1939, directamente no se programaron festejos taurinos para el Corpus. Y el último año hasta esta temporada que no se soltaron los toros en la plaza de Toledo para su fiesta más internacional fue en el año 1976, el Corpus toledano se quedó sin toros literalmente, al ser rechazados los por la autoridad los dieciocho presentados por la empresa, teniéndose que suspender in extremis el cartel que componían Paco Camino, Ángel Teruel y Niño de la Capea. Presidía Toledo Martínez y tras rechazar algunos astados la empresa tuvo que traer otro encierro distinto al anunciado. El propio gobernador civil don José Sotillo Rubio, comunico que se rechazaba la corrida completa y le dio un plazo a la empresa imposible para reponerla de unas pocas horas. A Toledo llego una corrida de Galache de noche y se buscaron todas las formas de que se reconociese para un festejo donde estaba todo el papel vendido. Hasta los propios corrales enviaron una pareja de policías armadas que tenían orden de impedir el paso a la plaza a quien no fueses mayoral o corralero. A las doce se desembarcó sin la presencia de la autoridad la corrida que no se lidió por órdenes superiores de propio gobernador civil de Toledo.
No obstante la empresa es optimista de cara a la temporada que viene donde espera que todo se haya superado, se pueda volver a la vida normal y programar para Toledo un cartel de la máxima categoría como se merece la entendida afición toledana.