Comienza la ampliación del bulevar del Paseo de la Rosa

LT
-

La mejora en esta zona de Santa Bárbara, con un coste de 1,2 millones de euros, cuenta con un plazo de ejecución de seis meses. Las obras pemiten el paso de peatones y de vehículos

Comienza la ampliación del bulevar del Paseo de la Rosa - Foto: Yolanda Lancha

La obra de ampliación del bulevar del Paseo de la Rosa, esa segunda fase tan esperada desde hace catorce años, ya es una realidad desde ayer. Los trabajos están a punto de arrancar, de hecho lo harán esta semana, y la maquinaria pesada ya ha entrado en la zona para poner en marcha un ambicioso proyecto en el tramo comprendido entre la glorieta con la calle Ferrocarril y la gasolinera, que costará casi 1,2 millones de euros y cuenta con un plazo de ejecución de seis meses. El inicio de la remodelación estaba previsto para el mes de marzo, pero finalmente se ha retrasado algo más de mes y medio y se alargará durante seis meses, el plazo de ejecución establecido.
Si bien, esta obra disfruta de un calendario desahogado porque está obligada a concluir como muy tarde el 31 de diciembre al tratarse de una inversión financieramente sostenible a cargo del superávit municipal del año 2018.
Con esta remodelación, que corre a cargo de la empresa Entorno Obras y Servicios SL, se terminará de adecentar la vía principal del barrio de Santa Bárbara, que tuvo una primera intervención, con un coste de tres millones de euros, en el año 2006.
El bulevar, con viviendas en una margen y naves industriales en la otra, tendrá dos calzadas, formadas cada una de ellas, por dos carriles de 3,50 metros de anchura cada uno; la acera de la calzada sentido Polígono presentará una anchura mínima de cuatro metros, y la acera de la calzada sentido Toledo presentará una anchura de dos metros. En este sentido, para contar con un ensanche suficiente para el bulevar central se suprimirá la actual vía de servicio lateral, contando con suelo municipal para evitar expropiaciones que dilatarían la obra, y el espacio se aprovechará para desplazar los carriles en sentido Polígono.
El ancho del bulevar central será variable -entre 9,40 y 7,10 metros- y ese espacio estará distribuido en una zona de paseo de entre 6,60 y 4,30 metros flanqueada en sus laterales por jardín. Las aceras (de baldosa de granito) tendrán un ancho distinto en cada lado: en sentido Polígono de 4 metros y sentido Casco de 2 metros.
En la glorieta situada entre el Paseo de la Rosa y la calle Ferrocarril está previsto obtener continuidad peatonal mediante la construcción de un nuevo acerado sobre el acceso más cercano a las vías del ferrocarril.
Para la circulación de vehículos se crean dos calzadas, cada una de ellas de dos carriles. Además, adosado al carril exterior de cada una de las calzadas se proyectan aparcamientos en espiga con una anchura de 4,75 metros.
Como no se pueden modificar las rasantes de las aceras existentes el trazado en alzado de las calzadas se ajusta al actual terreno, con lo que es necesario levantar un muro para contener las tierras y el pavimento del bulevar.
operaciones. Para llevar a cabo la obra se requieren demoliciones y desmontajes, talado, y destoconado de árboles -se talan cuatro árboles y se proyectan 84-, un nuevo colector, nuevos sumideros, nuevos báculos y luminarias tipo led.  El proyecto incluye la plantación de distintas especies, la instalación de  bancos y papeleras, fuentes de agua potable, aparca bicicletas, un área infantil que sustituirá a la actual con nuevo mobiliario.
En este proyecto, firmado por Carlos López Buendía, se considera prioritario que las obras permitan mantener el paso de vehículos y de peatones por el Paseo de la Rosa.