Pide una «revisión profunda» de las normas en residencias

S.L.H
-

El presidente de Castilla-La Mancha señaló que durante el estado de alarma y con casos confirmados, hay centros que piden incorporar a grandes dependientes y que se está denegando.

García-Page se mostró «orgulloso» del conjunto de trabajadores y de las directivas de los centros residenciales. - Foto: CARMEN TOLDOS

El presidente de Castilla-la Mancha, Emiliano García-Page, destacó la necesidad de llevar a cabo «una revisión muy profunda de toda la normativa que afecta a los centros residenciales, así como del sistema de conciertos». Así lo puso de manifiesto durante su comparecencia en el pleno extraordinario que se celebró ayer en las Cortes regionales, al objeto de informar sobre la situación del Covid-19 en Castilla-La Mancha, a petición propia.
El presidente autonómico explicó que el nivel de defunciones «normal» en las residencias de mayores es «tremendo» porque la media de edad de los usuarios supera los 85 años y la letalidad del virus pasa de los 75 y añadió que esta vulnerabilidad tiene que llevar a una «reflexión», que pasa por «aplicar nuevas disposiciones».
 

Hay residencias que piden nuevas incorporaciones. Señaló que durante el estado de alarma y con casos confirmados, hay centros que están planteando seguir incorporando a personas mayores con gran dependencia y que se está denegando.
En ese punto, sin embargo, destacó que ha habido «una línea de colaboración enorme», también con residencias privadas, y que «la inmensa mayoría se ha portado con mucha decencia y honestidad», a pesar de que «algún caso, posiblemente, pueda sonrojar» e, incluso, «incurrir en algún tipo de responsabilidad». 
En cualquier caso, se mostró «orgulloso» del conjunto de trabajadores y de las directivas de los centros residenciales.