Diversitas o cómo hacer de Toledo una fiesta

C.M
-

El Festival inclusivo de referencia en la ciudad ofreció un conjunto de actividades en Zocodover, espacio en el que se bailó zumba, se cortó y comió jamón, y se disfrutó de talleres pensados para todos

Diversitas o cómo hacer de Toledo una fiesta - Foto: David Pérez

Lo cierto es que da gusto encontrarse con una fiesta urbana, lo es porque tanto para el residente como para el visitante se torna atractivo visionar una ciudad activa, integradora, divertida. Lo consiguieron los jóvenes artífices de un Diversitas Fest que exhibe la riqueza de quienes poseen capacidades y talentos diferentes. De ahí que Zocodover se vistiera de música, juegos, manualidades, pintacaras y tatuajes, magia y pompas gigantes, malabares y globoflexia. Porque sobre el escenario allí instalado se bailó, se animó y se ejercitó el cuerpo y, ya que estaban, la mente de quienes no piensan en inclusión.
Tras el entregado cuerpo de baile, dos cortadores ‘prestados’ por Tello con sus consiguientes jamones aprovecharon el momento para ir dando buena cuenta del suculento manjar que, claro está, los presentes degustaron tras el ejercicio. Y junto ellos, la carpa de los juegos y los talleres, y frente a ellos el puesto del proyecto CREA. Una zona en la que los voluntarios e integrantes de Cecap Joven informaban al respetable de la generación de abono ecológico y de sus numerosas posibilidades. Novedades comunicativas que también integraba la necesidad de dar a conocer un Movimiento Diversitas llamado, reza su manifiesto, a «sensibilizar y promover una imagen positiva de aquellos colectivos más desfavorecidos, desde otro punto de vista, la restitución de derechos fundamentales».
Y el programa siguió ofertando talleres , una gymkana cultural, y hasta un monólogo de Jesús Arenas, todo acompañado de los conciertos de los ‘Demoraos’, ‘The Locos’, ‘Dskarrila’, ‘Mamita Papaya’, y ‘Alquimia Circus’.
Orquestado por el Grupo Cecap y el Ayuntamiento de Toledo, con la financiación de Obra Social ‘La Caixa’, el Diversitas Toledo ha vuelto a demostrar su empeño de trasladar a la sociedad un mensaje positivo, realista y veraz sobre las personas en riesgo de exclusión, sus talentos y capacidades, y hacerlo a través de corrientes artísticas donde puedan participar de manera activa.
Bajo esta premisa, y por tercer año consecutivo «encabezando el programa del Corpus», este encuentro que se han convertido en referencia en la ciudad es, más que un festival, un estilo de vida con la que promover la diversidad como valor fundamental en una sociedad moderna, fomentando el acceso al marco de derechos de los colectivos más vulnerables a través de la cultura y el arte como herramientas de dinamización y sensibilización.
Y puesto que ya son tres los años en los que este Movimiento encabeza la programación del Corpus, señaló hace unos días Andrés Martínez el compromiso del Consistorio «por la diversidad y por «un Toledo para todas y todos». No en vano, este Festival ha pretende hacer «un llamamiento a la participación de aquellos que consideramos la diversidad como valor fundamental» y con él, han querido dar visibilidad a los talentos y capacidades de muchos jóvenes que «ven en este movimiento su máxima expresión y la forma de dar a conocer lo que hay detrás de estos chicos y chicas».