Madridejos aprueba una ordenanza para el aprovechamiento de setas

J.A.J.
-

La localidad manchega regulará su recogida para evitar las recogidas excesivas y los daños al medio ambiente. Se obligará a pedir un permiso al Ayuntamiento, que será gratuito

También se quiere promover el aprovechamiento apícola en Las Sierras.

El Ayuntamiento de Madridejos ha aprobado en sesión plenaria una ordenanza reguladora de la recogida de setas en su término municipal. El objetivo es que esta ordenanza esté vigente en la próxima temporada de recogida de hongos de otoño, según ha explicado su alcalde, José Antonio Contreras.
El regidor comenta que la nueva normativa no nace con objetivos de recaudación económica sino de sensibilidad medioambiental. De este modo, no se cobrará ninguna tasa o precio público para poder recoger setas en el término municipal, pero sí será necesario contar con un permiso expedido en el Ayuntamiento. A la hora de retirar esta autorización, se dará a su solicitante indicaciones sobre la forma en que debe recoger los hongos y los límites de cantidad que debe respetar para evitar daños en la Sierra y garantizar la propia regeneración de las setas en próximas campañas. El Ayuntamiento tendrá capacidad de multar a aquel que realice la recogida sin contar con el permiso correspondiente. Este permiso podrá ser solicitados tanto por vecinos como visitantes de la localidad.
Lo que se quiere evitar, explica Contreras, son actuaciones de recolección de setas excesivamente extractivas, que van contra los usos lúdicos y científicos que se quieren potenciar con la ordenanza. «Hemos observado, en los últimos años, que había gente que venía a la Sierra  que hacía bastante daño recogiendo de manera indiscriminada, con rastrillo, y así se pierde la posibilidad de que nazcan más setas en la zona en próximos años. Los agentes medioambientales ya nos pidieron regularlo», comenta.
Contreras aclara que la normativa se centrará en compatibilizar  la recogida de setas con la conservación del medio ambiente. Por ello, no debe entenderse como una puerta abierta al aprovechamiento meramente comercial de este producto, como el que se realiza en los cotos de setas puestos en marcha en poblaciones de Castilla y León y La Rioja.
Lo que sí se hará es mantener la divulgación de la costumbre tradicional de la recogida de setas, que ha vuelto a estar en boga como atractivo del turismo de interior, siempre que se respeten una serie de buenas prácticas. Para ello, el Ayuntamiento continuará con los cursos para explicar la correcta realización de estas recolecciones, que actualmente se efectúan a través de la Oficina Verde situada en el Aula de la Naturaleza de Valdehierro.
Por otra parte, el plenario madridejense ha aprobado la puesta en licitación de dos parcelas en la Sierra para su uso como explotación apícola.  Los pliegos han sido elaborados con el asesoramiento de la Consejería de Agricultura. Cada una de ellas tiene capacidad para unas 100 colmenas y podrá alquilarse durante un periodo de cuatro años. Contreras confía en que esta adjudicación, con el canon de un euro  por colmena, permita recuperar un uso tradicional del monte madridejense, que además ayuda a la polinización vinculado a cultivos como el almendro.