75 centros sociosanitarios sin covid podrán recibir visitas

F.J.R.
-

De los 145 que existen en las provincia tan solo 75 podrán recibir hoy visitas de familiares tras el inicio de la 'nueva normalidad'

75 centros sociosanitarios sin covid podrán recibir visitas - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

F. J. R. / Toledo
La ‘nueva normalidad’ arranca hoy en Castilla-La Mancha con muchos toledanos deseando poder ir a visitar a sus familiares internados en residencias de ancianos. Más de tres meses después del confinamiento, será la primera vez que puedan verse cara a cara con sus seres queridos, aunque esa posibilidad no será extensible a todos los centros.
En la provincia existen un total de 145 centros sociosanitarios, pero solo los que no han tenido ningún caso de coronavirus entre personal y residentes, ni personas aisladas por sospecha de ello, podrán comenzar a recibir desde hoy visitantes. Los servicios sanitarios del Sescam han contabilizado durante la pandemia casos de covid-19 en un total de 70 centros toledanos, por lo que poco más de la mitad (75) podrán recibir a los primeros visitantes.
Se trata de una apertura prudente y paulatina de los centros residenciales de mayores que ha sido bien recibida por las familias, que estaban deseosas de comprobar de primera mano el estado de salud de sus mayores. 
De esta forma, desde la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha se pretende no solo atender a la salud física de los pacientes, sino también fortalecer la emocional y mental de esas personas que se han visto aisladas durante la pandemia y que se han convertido en el objetivo mortal de un covid-19 que, principalmente, se ha cebado con los mayores.
Con todo, todavía hoy no podrán llegar los esperados abrazos, puesto que será imprescindible mantener la distancia de seguridad de metro y medio. Además, será necesario el uso de mascarillas, la higiene de manos y la limpieza y desinfección de todos los espacios tras los encuentros. Por último, solo se permitirán un máximo de dos visitas semanales por residente, de una sola persona y de una hora de duración cada una. Todo con el objetivo de velar por la salud de los más vulnerables a la pandemia.