UGT comparte «el fondo de la derogación, pero no las formas»

C.M
-

El representante de la gestora de UGT C-LM apostó por «la derogación total de la reforma laboral», pero en el marco del diálogo social y en torno a la «mesa de trabajo conformada»

UGT comparte «el fondo de la derogación, pero no las formas» - Foto: David Esteban

La «incertidumbre» y la «preocupación» son las sensaciones percibidas entre los respresentantes de UGT ante las informaciones publicadas -ahora matizadas- relativas al acuerdo firmado con el PSOE con Bildu para derogar la reforma laboral de 2012 aprobada por el PP. En este sentido, el representante de la gestora de UGT C-LM aseguró que al sindicato le gusta «el fondo, porque es lo que estamos reclamando desde el principio, la derogación de la reforma», pero no los gusta tanto «las formas».
Y es así porque, precisó Carlos Duque, «existe una mesa de negociación que estaba trabajando» en torno a esta cuestión y que es el espacio en el que se debe avanzar porque en la misma «están representados los trabajadores, los empresarios y el Gobierno». Por ello, lógicamente «es en esta mesa donde se debe seguir trabajando».
Sobre las razones por las que se ha actuado así, prefirió el representante de UGT no entrar a valorarlo porque «imagino que es un tema político», lo que no debe interferir en el diálogo social desarrollado hasta el momento en este ámbito. Esto es, «la mesa de trabajo es el lugar en el que debatir, analizar y negociar qué y cómo se deroga» la famosa reforma laboral del PP porque esta buena nueva socialista «genera una incertidumbre y, por ello, una preocupación» evidente porque «nadie sabe muy bien a qué atenerse». De ahí que desde UGT se solicite poder «conocer la verdad del escrito» del acuerdo con Bildu porque «sólo así puede ser valorado» ante una realidad «en la que hay más desinformación, por parte de los actores principales, que otra cosa.


Sobre la negociación. No en vano, aunque se apuntó en un primer momento que en las negociaciones se abordará la derogación íntegra del texto, ahora desde el PSOE se matiza que los cambios a realizar de manera urgente se limitan únicamente a tres puntos de la misma: la posibilidad de despido por absentismo causado por bajas por enfermedad; las limitaciones al ámbito temporal del convenio colectivo; y la prioridad aplicativa de los convenios de empresa sobre los convenios sectoriales.
El Consejo de Ministros ya aprobó el pasado mes de febrero la derogación del artículo 52.d del Estatuto de los Trabajadores, que permitía a las empresas despedir a trabajadores y trabajadoras que estuviesen de baja por causas médicas justificadas, una medida con la que quería beneficiar particularmente a las personas con discapacidad o con enfermedades de larga duración, que suelen tener más bajas de corta duración por razones vinculadas a sus patologías.