Licitadas por 4 millones de euros las obras del colector del arroyo Aserradero

latribunadetoledo.es
-
La rotura del colector está por la zona de La Abadía. - Foto: Yolanda Lancha

El colector, de 4.500 metros de longitud y hormigón armado, tendrá su inicio en el pozo de registro existente en la margen izquierda del propio arroyo Aserradero a la altura 'La Abadía'

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la sociedad estatal Aguas de las Cuencas de España (Acuaes), ha licitado por cuatro millones de euros la construcción del nuevo colector Arroyo Aserradero entre Bargas y Olías del Rey.
El nuevo colector contará con capacidad suficiente para conducir las aguas residuales actuales y futuras de los núcleos urbanos de Bargas y Olías del Rey, así como los vertidos actuales del término municipal de Toledo hasta la nueva Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de la capital de Castilla-La Mancha, cuyas obras han sido ejecutadas por el Ministerio a través de la sociedad estatal Acuaes.
El colector, de 4.500 metros de longitud y de hormigón armado DN800, tiene su inicio en el pozo de registro existente en la margen izquierda del propio arroyo Aserradero a la altura del área de servicio denominada ‘La Abadía’, y su fin en una conexión, a ejecutar, a un emisario principal del municipio de Toledo situado en la margen derecha del río Tajo.
La actuación incluye cuatro cruces bajo infraestructuras existentes, que implicarán la ejecución de más de 600 metros de hinca de tubería de hormigón armado DN1200.
Las obras saldrán a licitación por un precio máximo superior a cuatro millones de euros, pero todavía falta por conocer el porcentaje de los costes que asumirá el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) en este proyecto que pagarán a partes iguales Toledo, Bargas y Olías del Rey, una ayuda a la que se aferra el Ayuntamiento de la capital para rebajar la factura, puesto que se ha quedado al margen de la subvención que aportará la Diputación, un 50% de la cuantía que pagarán Bargas y Olías del Rey.
El 8 de febrero de 2013 Acuasur solicitó la realización de las obras, y hasta que en el día de ayer se licitaron las obras ha pasado casi dos años. En ese tiempo se ha celebrado muchas reuniones técnicas y se han escenificado ciertas tensiones políticas a cuenta de la financiación de la obra. Si bien, tras mucho debate y distintas modificaciones del proyecto los ayuntamientos de Toledo, Bargas y Olías del Rey firmaron un protocolo de intenciones en julio para afianzar su compromiso. Pero fue necesario que se eliminaran unas obras de urbanización del proyecto de Acuaes, que incluían bancos, farolas y un jardín para cubrir un cajón de hormigón que protegerá el colector en la zona de San Antón, para reducir el presupuesto en más de 200.000 euros.