SPL: policías con síntomas vuelven a trabajar sin pasar test

lt
-

Aseguran que «de siete pruebas que se efectuaron al inicio del confinamiento tres dieron positivo» y desde entonces tanto la Junta como el Ayuntamiento se han olvidado de ellos

SPL: policías con síntomas vuelven a trabar sin paasar test - Foto: Yolanda Lancha

El Sindicato Profesional de Policía Local (SPL) sigue reclamando la realización «urgente» de pruebas PCR de detección del coronavirus para los 107 agentes de Policía Local, 14 de Movilidad y 75 Bomberos que desarrollan su trabajo en Toledo capital. Aseguran que algunos compañeros se han  visto involucrados en «situaciones dramáticas» y han pasado «de estar en aislamiento (por presentar síntomas) a reincorporarse al trabajo sin haber pasado pruebas de test».

Hasta el momento ni la Junta de Comunidades (competente en sanidad) ni el Ayuntamiento (su empresa) han atendido esta solicitud a pesar de que se trata de personal que está permanentemente en la calle, en contacto con otras personas, sufriendo el riesgo de contagio y de transmisión. La situación es tan preocupante como que, según los datos que manejan, «de siete pruebas que se efectuaron al inicio del confinamiento tres dieron positivo».

Carlos Morcillo, delegado de SPL en el Ayuntamiento de Toledo, dice que esta Administración, «como empresa» está haciendo gestiones pero desconocen el alcance. En su opinión podría contratar los test para que la plantilla lo pase ya que «otros municipios lo han hecho». Al fin y al cabo policías y bomberos prestan un servicio esencial, son grupos de riesgo y cree que resultaría sencillo lograr una prescripción facultativa para que se les someta a los test.

demanda. Por su parte, los servicios jurídicos del sindicado están explorando de nuevo la vía judicial y ya han  preparado un  borrador de demanda después que no se han atendido los «numerosos escritos y requerimientos» que han efectuado sus representantes para que se hagan las pruebas. No hay respuesta, no se realizan los test y «los porcentajes de infectados son sangrantes» resume.

«Nos deben realizar las pruebas por nosotros, por nuestras familias y por las personas con las que estamos en contacto», afirma Carlos Morcillo. Como policías tratan de ser cuidadosos pero «hay momento en que no se pueden respetar las medidas; ¿cómo me llevo un detenido si tengo que guardar dos metros de distancia?», pregunta.

En su caso indica que SPL ha cancelado las horas sindicales y sus representantes sigue trabajando como policías en los turnos que les corresponde. Ayer, sin ir más lejos  Carlos venía de un control donde encontró gente que iba a realizarse el test mientras a ellos nadie se lo ofrece.

En cuanto a los equipos de protección (EPI) dice que existen pero son «escasos» y deben cuidarlo para reutilizarlo. Por ejemplo,  la mascarilla buena pero van «desinfectándola para que aguante semanas».

Dicho eso recuerda el «sangrante» caso de Malagón donde la mitad de la plantilla estaban infectados pero «seguían trabajando aun  siendo positivos». Lo supieron tras el positivo del hijo de uno de ellos; al consultar el médico la ficha vio que el padre y otros compañeros «había dado positivo pero no se  lo habían comunicado» y seguían trabajando.