El Ayuntamiento pagó 1,6 millones a proveedores en marzo

Leticia G. Colao
-
El Ayuntamiento pagó 1,6 millones a proveedores en marzo

El último informe de Tesorería del tercer mes del año refleja que el Consistorio tenía deudas pendientes por valor de más de 3 millones de euros. Mantiene sin pagar 1,4 millones. El periodo medio de pago a proveedores se establece en 38,4 días

El Ayuntamiento de Talavera ha hecho frente a 1,6 millones de euros en facturas durante el pasado mes de marzo, última mensualidad recogida en el registro de pago medio a proveedores de la web municipal. Según ha podido conocer este diario, el Consistorio, y más concretamente el área de Tesorería dentro de Economía y Hacienda, ha pagado 1.666.498,47 euros en el marco de las tres entidades que conforman estos pagos: el mismo Ayuntamiento, el Organismo Autónomo Local de Cultura y el Organismo ‘Iniciativa para la Promoción Económica de Talavera’ (OAL-IPETA).
De la cuantía total, 1,6 millones, la mayor parte, el 98,8 por ciento, corresponde a pagos realizados desde la entidad mayor, es decir, el Consistorio talaverano, con 1.647.542,88 euros. El resto, en una breve cuantía, es para elOAL de Cultura, con un abono de 13.939,23 euros, e IPETA, con  una cantidad aún inferior, apenas 5.016,36 euros.
Así aparece en el Informe Mensual de Tesorería que la administración local actualiza de forma continua, donde también se recoge el importe de los pagos aún pendientes por la administración, en este caso 1.481.247,15 euros, que deberán hacer frente en próximas mensualidades.
En el mismo, también queda reflejado el periodo medio de pago a proveedores por parte del Ayuntamiento que, después de un largo periodo de tiempo estable y con un número de jornadas inferior a lo exigido por ley, en los dos últimos meses ha sobrepasado por mucho los 30 días establecidos por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Son un total de 38,2 días en los que se han pagado a los diferentes proveedores municipales, una cifra elevada pero aún así, algo más baja que la inmediatamente anterior, ya que en febrero este número creció hasta las 44,68 jornadas.
Más curioso es todavía si se tiene en cuenta que en enero este periodo medio quedó en 29,9 días pero en diciembre de 2018, el registro cayó hasta las 4,84 jornadas.
Todo tiene una explicación, según el concejal de Economía y Hacienda en funciones, Arturo Castillo, relacionado con el tiempo del año y el cobro de tasas e impuestos municipales. Así, los primeros meses de la anualidad hasta que se inicia el periodo de cargas fiscales, «son complicados» para las arcas municipales.
El responsable de las cuentas explica que la administración local tiene unos gastos mensuales que rondan los cuatro millones de euros. Únicamente en el pago de nóminas, Seguridad Social e IRPF de sus más de 700 trabajadores, se dedican 2,2 millones. A esto hay que añadir el millón o millón y medio que se destina al pago de abastecedores, a lo que se suman los pagos habituales de cada administración.
Castillo detalla que desde el mes de agosto, que se cobra el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), hasta marzo, el Ayuntamiento no recibe ningún ingreso en forma de impuestos municipales, por lo que las arcas arrastran un problema que se hace más visible a principios de año. En diciembre, además, el Ayuntamiento debe hacer frente a la paga extra de sus trabajadores, indica Castillo.