El Ayuntamiento buscará la fórmula para construir el paseo peatonal

latribunadetoledo.es
-

Acuaes no ejecutará la explanada a la entrada de la ciudad pero dejará el espacio «preparado» para una intervención posterior, explicó la alcaldesa tras visitar las obras del colector del Aserradero

El nuevo colector tendrá su origen en el pozo de registro existente en la margen izquierda del propio arroyo Aserradero, a la altura del área de servicio ‘La Abadía’. / - Foto: Víctor Ballesteros

La obra del nuevo colector del arroyo del Aserradero quedará rematada con la construcción del paseo peatonal a la entrada de la ciudad de Toledo, contemplado en el proyecto inicial de la Sociedad Estatal Aguas de las Cuencas de España (Acuaes) con arbolado, farolas y bancos, pero que finalmente quedó en el aire. No lo ejecutará Acuaes, sino que el Ayuntamiento de la capital buscará la fórmula para desarrollarlo. Así lo explicó ayer la alcaldesa Milagros Tolón tras la visita a las obras del colector, que comenzaron la semana pasada con el desbroce del trazado por el que discurrirá la infraestructura. «El paseo se acometerá posteriormente. Se va a dejar la zona preparada para poder actuar», comentó la primera edil.
Recordó que la infraestructura conducirá las aguas residuales de Bargas, Olías, ‘La Abadía’ y la urbanización ‘El Beato’ de Toledo hasta la nueva depuradora de Estiviel de la capital regional.
Tolón subrayó que esta obra «soluciona un problema histórico que sufren los toledanos», provocado principalmente por las aguas residuales de núcleos urbanos de los pueblos limítrofes y por el mal estado de la anterior infraestructura, deteriorada y obsoleta desde hace años.
La alcaldesa ensalzó que «el acuerdo entre las administraciones» ha propiciado el inicio de los trabajos y pone fin a una situación que perjudica a la capital, pero especialmente a los vecinos del barrio de San Antón, que sufren los malos olores.

El río. La primera edil también apuntó que con esta infraestructura «se termina con los vertidos de aguas negras al Tajo» y supone un «ejemplo» en el objetivo del mantenimiento y conservación del río y su entorno medioambiental, lo que representa una «prioridad» para el equipo de Gobierno municipal.
Tolón estuvo acompañada por la concejala de Obras y Medio Ambiente, Noelia de la Cruz, la edil de Servicios Públicos, Eva Jiménez, el presidente de la asociación de vecinos ‘La Verdad’ de San Antón, Tomás Ruiz, así como por representantes de Acuaes y de Azvi, la empresa adjudicataria de los trabajos.
De la Cruz recordó que las obras se iniciaron a principios de mes, unos trabajos financiados a partes iguales entre los tres municipios implicados, es decir, Toledo, Bargas y Olías.
Respecto a la deuda de ambos municipios con la capital por la tasa de saneamiento, la edil aseguró que el Ayuntamiento está negociando y pondrá todo el empeño en que paguen.

El trazado. El colector, de 4.500 metros de longitud y cuya inversión superará los 2,4 millones de euros, tendrá su origen en el pozo de registro existente en la margen izquierda del propio arroyo Aserradero, a la altura del área de servicio denominada ‘La Abadía’, y finalizará en una conexión a ejecutar a un emisario principal del municipio de Toledo, situado en la margen derecha del río Tajo. Las aguas residuales se canalizan aquí hasta el colector de Azucaica y, posteriormente, a la depuradora de Estiviel.