Pidiendo otra Justicia

La Tribuna
-

La Plataforma 8M pide al fiscal que modifique la acusación contra la Manada de Manresa y reclama que se reconozca que «todo acceso al cuerpo de una mujer sin su consentimiento es una violación».

Las mujeres volvieron a tomar la iniciativa en esta concentración convocada en defensa de una menor violada. - Foto: Ángeles Visdómine

Alrededor de doscientas personas se sumaron a la concentración que la ‘Plataforma’ 8M de Toledo convocó ayer en la Plaza de Zocodover en apoyo a la víctima de los violadores de Manresa. «Basta ya de justicia patriarcal; no es abuso es violación, hermana yo sí te creo; no es no, lo demás es violación; con ropa o sin ropa mi cuerpo no se toca» fueron algunas de las reivindicaciones que corearon.
Ana Miranda, integrante de la Plataforma, explica que la concentración trata de visibilizar que el fiscal ha tomado una decisión errónea cuando se está hablando de seis hombres que violan a una niña de 14 años, y otros que mira. Considera que no hay que ser jurista para entender que eso es una violación y subraya que muchas veces las mujeres se ven abocadas a dar su consentimiento sexual a los hombres para no sufrir otro tipo de consecuencias.
Les importa que a las mujeres se les tenga en cuenta, que se les reconozca que «todo acceso al cuerpo de una mujer sin su consentimiento es una violación».
Debido al desacuerdo con la acusación La Plataforma 8M exige que el fiscal modifique la acusación de abusos sexuales que hace a los siete implicados de la denominada Manada de Manresa y la cambie por la más grave de agresión sexual ya que están siendo juzgados por violar a una menor que en aquel momento tenía 14 años.
De hecho, la acusación particular ejercida por la víctima califica el ataque de agresión sexual, al entender que la menor fue intimidada y sometida mediante violencia, con lo que eleva la petición de pena a entre quince y veinte años de prisión.
La protesta se realiza esta semana porque es en la que declaran los acusados y la víctima y más tarde tanto la Fiscalía como la acusación particular expondrán sus conclusiones. El caso se está juzgando en la Audiencia de Barcelona después de que el Tribunal Supremo publicase la sentencia definitiva sobre el caso de ‘La Manada’ de los Sanfermines de 2016, por la que se ha condenado 15 años de prisión a los cinco acusados por un delito continuado de violación.