La tasa de apertura de establecimientos bajará un 50%

La Tribuna
-

Es una de las modificaciones que el Gobierno plantea para las ordenanzas fiscales, a las que se suman otras como bonificaciones de hasta el 95% en ICIO, IAE e IBI para los talleres cerámicos de la ciudad

El Ayuntamiento reducirá la tasa de licencia de apertura de

El concejal de Hacienda, Luis Enrique Hidalgo, ha presentado la modificación de ordenanzas fiscales para 2021 pensadas para «paliar el impacto de la crisis sanitaria en la economía de la ciudad como consecuencia del Covid-19». Han sido hasta 17 las ordenanzas que se han abordado y cuyo proyecto se ha aprobado por parte de la Junta de Gobierno Local; para «adaptar la realidad fiscal del Ayuntamiento a la situación actual que vivimos en Talavera» y con las prioridades de crear empleo.
La primera de estas modificaciones alude a la reducción del 50% de la tasa por licencia de apertura de establecimientos, todo ello dirigido a «favorecer la instalación de nuevas empresas y que, esta creación genere sinergias positivas con otras firmas ya instaladas en Talavera».
Entre las principales modificaciones se ha referido a los talleres cerámicos, para los que se proponen bonificaciones fiscales de hasta el 95% en el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) e Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Este «impulso» se complementa con un aumento del 11 al 20% en la deducción del ICIO por la instalación de cerámica artística en la fachada de inmuebles.
Estas bonificaciones en las tres figuras impositivas son «para aquellos sujetos pasivos que desarrollen la actividad económica de fabricación y producción de cerámica artística», ha remarcado Hidalgo. Para ello, los talleres tendrán que hacer la solicitud previamente y una vez aprobada dicha solicitud, serán declaradas como «actividades económicas de interés municipal», por el pleno, por concurrir en circunstancias culturales o histórico-artísticas.
Siguiendo en el terreno empresarial, en las figuras del ICIO, IAE e IBI, se ha contemplado la reducción del capital mínimo invertido para las empresas que se instalen en la ciudad y sean declaradas también como de interés municipal. La rebaja en la inversión pasa de los 100.000 euros fijados antes a los 50.000 euros, y se han modificado los tramos en cuanto al número de empleados.
En cuanto a la modificación en el Impuesto sobre el Incremento de Valor de Terrenos de Naturaleza Urbana o Plusvalías, la bonificación actual del 95% para la vivienda habitual, incluye, ahora, la posibilidad de un garaje y un trastero, dándose la circunstancia de que estos inmuebles accesorios se hayan adquirido en el mismo momento que la vivienda. También se abre la opción de optar a una bonificación del 50% en un segundo inmueble, siempre que el valor catastral del suelo sea menor a 50.000 euros.