El día del orgullo moracho

I.G.Villota
-
EL DÍA DEL ORGULLO MORACHO - Foto: Yolanda Redondo

El mundo marino de la peña 'El Cantorral' gana el concurso de carrozas de la fiesta del olivo. Un vistoso desfile llenó Mora de público con ganas de disfrutar de una de las fiestas grandes de la provincia

Un pueblo entero en la calle. Y un día del orgullo moracho que disputó el protagonismo al día de la madre. Es el resumen de la fiesta del olivo de Mora, una de las fiestas grandes de la provincia de Toledo, declarada de Interés Turístico Nacional, celebrada este fin de semana. Cita disfrutona que este año ha celebrado su 63 edición unos días después de lo previsto, tras un retraso al coincidir con las elecciones generales del 28 de abril, y que tiene en el desfile de carrozas y carros una de sus principales señas de identidad.
Un concurso que se prolonga desde primera hora de la mañana del domingo, cuando algunos apenas han dormido un rato, hasta bien pasado el mediodía. Llena las calles de la localidad toledana de buen ambiente, de color, de carros, de ramas de olivo, de bailes tradicionales, de blusones morachos, de pañuelos de peñista y de cervecita fresca, todos elementos imprescindibles de la fiesta.
El mundo marino de la peña ‘El Cantorral’ se alzó con el primer premio del concurso, dotado con 3.900 euros, convirtiéndose en una de las propuestas favoritas del público que disfrutaba del desfile en la plaza de la Constitución, donde se encuentra el Ayuntamiento, construcción obra de Ezequiel Martín, de estilo neomudéjar con un original torreón circular revestido de azulejería.
Un pez emulando un submarino, los pececitos y los corales marinos junto a los disfraces con escamas y maquillajes de los miembros de la peña conquistaron tanto a los espectadores como al jurado.
El segundo premio, este de 3.300 euros, fue para ‘La Collera’, que por quinto año consecutivo se queda con la plata, en esta ocasión con una original reproducción de una máquina de varear de grandes dimensiones realizada en cartón piedra. Mientras que el tercer puesto del cajón fue para los piratas de la peña ‘La Cuadrillita’, con un largo séquito disfrazado y muy animoso. Se llevaron 2.900 euros.
Aunque no fueron los únicos, dado que se repartieron un total de diez premios a las carrozas, con un importe global superior a los 17.000 euros.
El cuarto puesto fue una de las más llamativas, al tratarse de un original grifo de cerveza gigante con un plato de aperitivo a base de huevo frito y aceitunas, aunque también hubo vikingos, muñecos de Toy Story mecanizados, patios manchegos o flamencos y tucanes. Solo faltaron los unicornios.
En el capítulo de carros, la parte más tradicional del desfile, tirados por animales, el primer puesto fue para ‘Los Chuzos’. En este apartado se repartieron tres distintivos, de 400, 250 y 200 euros.
Importante es conseguir una compensación económica al trabajo de preparar la carroza, pero aún más importante es participar de la fiesta. Y es que no hay un moracho que se quede en casa. Tampoco de pueblos de alrededor, incluso de otros puntos del país.
Todos los rincones del centro de la localidad estaban plagados de público, con segunda y tercera fila en algunos puntos del desfile, pese al intenso calor desde antes del mediodía.
La fiesta del olivo se convierte en la oportunidad perfecta para disfrutar con familiares y amigos, en torno a un bocata en la mesa de picnic que algunos sacaron a la puerta de casa, o a una cervecita fresca para amenizar la jornada. Todo con una indumentaria: el blusón de moracho, ya sea el negro, el ‘de los domingos’, o el azul grisáceo, el de los días de labor.
En campaña electoral. La cabecera del desfile llegó a la plaza de la Constitución pasadas las doce de la mañana con un pequeño susto por el desvanecimiento de una persona debido al calolr. Unos minutos antes las autoridades, con el alcalde Emilio Bravo a la cabeza, iban tomando asiento en el palco donde también se encontraba el jurado. El presidente regional del PP, Francisco Núñez, estuvo junto a alcaldes ‘populares’ como Sagrario Gutiérrez, de Guadamur, y Manuel Fernández, de Gálvez.
También participó en la inauguración de la feria del olivo, el sábado por la tarde, el portavoz del Gobierno regional, Nacho Hernando, y ayer por la mañana el alcalde socialista de Cobisa, Félix Ortega, entre el público, así como la candidata de Ciudadanos a la Presidencia de la Junta, Carmen Picazo. Todos en precampaña de las municipales y autonómicas del día 26.
La banda musical de Mora, dirigida por Miguel Ángel Serrano,  abrió el desfile interpretando ‘El Olivarito’, himno de la localidad. Después llegó la corte de reinas y damas, en sus carrozas, y el folclore de los grupos de coros y danzas del municipio, con algunos bailarines de corta edad, vestidos con trajes típicos, y de otros puntos del país.
Muy aclamada también fue la carroza ‘Diversitas’ del servicio de capacitación Cecap, que participó por primera vez, aunque fuera de concurso, con el objetivo de visibilizar a las personas con discapacidad también en esta cita. «Son ejemplo de inclusión y nos gusta que estén con nosotros», comentó el speaker. Y que vuelvan el año que viene.

EL DÍA DEL ORGULLO MORACHO Yolanda Redondo
EL DÍA DEL ORGULLO MORACHO - Foto: Yolanda Redondo
EL DÍA DEL ORGULLO MORACHO Yolanda Redondo
EL DÍA DEL ORGULLO MORACHO - Foto: Yolanda Redondo
EL DÍA DEL ORGULLO MORACHO Yolanda Redondo
EL DÍA DEL ORGULLO MORACHO - Foto: Yolanda Redondo
EL DÍA DEL ORGULLO MORACHO Yolanda Redondo
EL DÍA DEL ORGULLO MORACHO - Foto: Yolanda Redondo
EL DÍA DEL ORGULLO MORACHO Yolanda Redondo
EL DÍA DEL ORGULLO MORACHO - Foto: Yolanda Redondo
EL DÍA DEL ORGULLO MORACHO Yolanda Redondo
EL DÍA DEL ORGULLO MORACHO - Foto: Yolanda Redondo