San José: «Es una locura plantearse volver a jugar»

Raquel Jiménez
-

El capitán del CF Talavera considera que, dada la gravedad actual de la pandemia, resulta imposible dar una fecha para retomar la competición

Sergio San José en una imagen de archivo. - Foto: Ferrero

El capitán del CF Talavera, Sergio San José, ha reconocido a este diario, que «no tenemos fecha para volver y esa incógnita como deportista te mata porque sigues en casa trabajando para mantener un poco el nivel físico y sin tener un plazo, pues se hace duro».
Las competiciones siguen en el aire y el central considera complicado que se puedan retomar. Las últimas noticias hablan de que puede haber fútbol en julio y agosto: «La Liga y la Federación están empeñadas en acabar esta temporada y a todos nos gustaría terminar la competición, pero estamos en una situación en la que es una locura plantearse volver a jugar y es imposible marcarse una fecha». Incluso indica que para el verano «no me atrevería a asegurar que vamos a poder hacer una vida completamente normal y llenar campos»; por no hablar de que jugar en los meses estivales «trastocaría también la competición de la siguiente temporada».
Y no será llegar y jugar porque «he escuchado y leído en muchos sitios que harán falta mínimo 15 días para hacer una mini pretemporada antes de competir. Y yo lo veo incluso poco tiempo porque vamos camino del mes confinamiento y esto se puede alargar otro mes». Por tanto, en caso de reanudarse, San José entiende que «la competición va a perder la chispa que tenía». Pero explica que en su confinamento «me estoy preparando como si fuésemos a volver a entrenar la semana que viene, aunque con los días vas perdiendo el nivel competitivo que tenías antes del parón».
Como todos los blanquiazules sigue las pautas que le remite el preparador físico, Diego Rodríguez que «es un auténtico profesional, nos envía a diario vídeos explicándonos las sesiones, nos lo da todo masticado pero, evidentemente, no es lo mismo, ni los medios, ni el espacio, ni las condiciones que debemos reunir para llevar a cabo un entrenamiento en condiciones para mantener el nivel físico».
El último entrenamiento del CF Talavera fue el jueves 12 de marzo, aunque San José reconoce que «no me acuerdo prácticamente ni cuando fue». Eso sí, «lo echo mucho de menos porque llevo muchos años en esto del fútbol y no recuerdo nada parecido».
Y la competición no se retomará de la misma forma desde el nivel psíquico: «Cuando escucho a dirigentes que ponen plazos y fechas para competir, me parece todo un poco surrealista porque a día de hoy lo veo muy complicado para salir a la calle, imagina en un vestuario o a los aficionados en la grada». Está convencido de que «la vida nos va a cambiar y la vuelta a la normalidad va a ser muy difícil».
Comparte, por tanto, la opinión de su presidente, José Antonio Dorado, de dar por nula esta temporada: «Lo más justos sería ver esta competición como si no hubiera existido». Pone el ejemplo de que «en Inglaterra, excepto Primera y Segunda, han dado como nulas todas la competiciones de Segunda B para abajo porque no sabes cuándo vas a volver». Comprende que cada club tendrá su parecer, aunque «ningún equipo tenía el ascenso, ni el descenso asegurados».
Y esta pandemia del coronavirus ha afectado al ámbito económico y laboral y han sido muchas las empresas y los clubes de fútbol que han aplicado un ERTE, como es el caso del Talavera: «Estamos comprobando que ha significado un frenazo en seco y un parón para todas las empresas, pero en nuestro país y en el mundo. Nosotros no íbamos a ser menos. El club ha tomado la decisión de acogerse al ERTE que me parece que está bien tomada porque al final la situación es complicada para cualquier empresa y no nos queda más que acatarlo y cuidarnos en casa».
Como todos en este país   el defensa cumple con el confinamiento en casa por el estado de alarma sanitaria: «Cuanto más estemos en casa, antes acabará esta locura». Pero reconoce que «al principio era una novedad y pensábamos que iban a ser solo 15 días, pero ahora hemos visto que va muy en serio». De todas formas, «no importa si tenemos que estar un mes más en casa porque es fundamental que baje el número de fallecidos y de contagiados y podamos volver cuanto antes a la normalidad».