Real de Olías entra en concurso pero su administrador descarta su cierre

J.F.
-

Asegura que simplemente se ha dado el paso para renegociar la deuda bancaria, pero en ningún caso, incluso si no se logra ese extremo, se contempla cerrar el centro comercial

Real de Olías entra en concurso pero su administrador descarta su cierre - Foto: Yolanda Redondo

La mercantil Real de Olías, propietaria del centro comercial Puerta de Toledo de Olías del Rey, ha entrado en un concurso voluntario ordinario, aunque su administrador, Raúl Serrano, en declaraciones a La Tribuna, aseguró que en ningún caso se teme por el cierre de las instalaciones. De esta forma, explicó que la mercantil ha dado este paso con el único objetivo de renegociar la deuda pendiente con una entidad bancaria, pero incluso aunque no se lograra este extremo, que se puede demorar por el plazo de un año, avanzó, Real de Olías no tiene previsto poner fin a la actividad del Puerta de Toledo.
El administrador comentó que desde la puesta en marcha del parque comercial La Abadía de Toledo la merma en la afluencia de público ha ido bajando hasta que en la actualidad el tránsito de compradores se ha reducido en torno a un 35 por ciento. Esto ha hecho, agregó, que, sobre todo las pequeñas superficies, hayan tenido problemas para asumir el coste del alquiler de los locales, lo que ha supuesto un esfuerzo económico por parte de Real de Olías que ha ido arrojando pérdidas.
En cualquier caso, puntualizó, las instalaciones se han ido manteniendo «sin problemas», aunque dada la mayor complicación para asumir el pago de la deuda bancaria, la entidad ha decidido tratar de renegociarla para así poder seguir funcionando con la mayor holgura económica posible, puesto que es intención de la mercantil seguir con el funcionamiento de Puerta de Toledo no sólo a medio sino también a largo plazo.

No se valora la compra por parte de terceros. Asimismo, Serrano avanzó que Real de Olías tampoco contempla la posibilidad de un tercero pueda hacerse con las riendas de las instalaciones, aunque sí adelantó la necesidad de llevar a cabo una labor comercial de captación de nuevas firmas que quieran formar parte del proyecto Puerta de Toledo. Y es que, comentó, las grandes empresas presentes en el centro comercial, «las locomotoras», tanto en materia de hostelería y restauración como de ropa u ocio, están funcionando bien, mientras que son los negocios más locales los que en mayor medida están acusando la pérdida de clientes, de ahí que el objetivo de la mercantil es que grandes firmas se implanten en las instalaciones, ya que hay varios locales vacíos.
En cualquier caso, puntualizó que con las tiendas que hay en la actualidad sería suficiente para seguir funcionando. «Con lo que hay es suficiente para asegurar el futuro; incluso aunque no se logre esa refinanciación que pretendemos podría seguir funcionando, simplemente lo que se intenta lograr es un poco de holgura», manifestó Serrano.



Las más vistas