CESM exige que Dirección Hospital Talavera use mascarillas

Lola Morán Fdez.
-

El sindicato médico tacha de «irresponsable» al equipo directivo del hospital por no usar esta medida de protección y pide firmas a través de Change.org para pedir su uso

CESM recoge firmas para que la Dirección del Hospital de Tal

El sindicato médico CESM ha iniciado una recogida de firmas a través de la plataforma Change.org para solicitar que el equipo directivo del Hospital General Nuestra Señora del Prado de Talavera  generalice el uso de las mascarillas en todas sus actividades en el Hospital y en cualquier otro centro del Área Integrada. Esta petición, como explicó a este diario Jorge Curiel, vocal regional de Salud Laboral de CESM-CLM, responde a que desde el inicio de la pandemia, se está viendo al equipo directivo del centro talaverano «patearse todo el hospital sin mascarillas» y, al preguntarles el motivo, «agachan la cabeza».
Para Curiel, «esto que parecía una actitud individual», sin embargo se ha producido también en la reunión convocada este miércoles por parte del director gerente del Área, a la que se llamó a medio centenar de médicos a participar en el salón de actos del hospital. «Ya no entendimos cómo hacía esa barbaridad, porque a día de hoy las reuniones masivas están absolutamente prohibidas», dijo Curiel, para añadir que si bien los médicos acudieron con mascarillas, «todo el equipo directivo se presenta sin mascarillas y se mantiene sin ellas durante toda la reunión».
Algo que para el sindicato es «una actitud negligente e irresponsable» por parte «de quien debería mantener una actitud ejemplar», y que además «viola todas las medidas de seguridad que están marcándose desde el Ministerio de Sanidad como desde los servicios de Prevención».
De hecho, como precisan en su petición, el empleo de mascarillas quirúrgicas como forma de prevenir contagios por coronavirus se ha demostrado como una de las medidas más eficaces de prevención. Por este motivo, en los últimos protocolos elaborados desde el Ministerio de Sanidad, su uso se considera «altamente recomendable», e incluso obligatorio en el transporte público.
Desde el sindicato recalcan que la «inmensa mayoría del personal sanitario y no sanitario» que trabaja en el Hospital de Talavera usa las mascarillas como forma de prevención de contagios. Sin embargo, añaden, «existe una importante excepción: el equipo directivo del centro, encabezado por su director gerente». «Desde el comienzo de la pandemia nunca han usado esta protección, e incluso han recriminado su uso por parte de los profesionales diciendo que lo único que hacían era alarmar a la población», explicó Curiel.
Por ello, reiteró que es «absolutamente irresponsable que, dentro de un hospital, el equipo diretivo sea el que en lugar de estar dando ejemplo y adoptando todas las medidas de prevención y de seguridad, se presente a una reunión en un lugar cerrado, donde hay un montón de personal, sin mascarilla, y se mantenga sin mascarilla durante toda la reunión».
Curiel añadió que, dado que decir algo a este equipo directivo es como hablar con una pared», se ha optado por esta medida para que «sea la iniciativa popular» la que, con su firma, haga también esta petición.
Además, desde CESM-Talavera exigirán «responsabilidades» y para ello remitirán un escrito de denuncia al director general de Recursos Humanos del Sescam «para ponerlo en su conocimiento y para que adopten medidas urgentes».
«Eso no es de recibo, no puede ser que nuestros directivos sean los que peor ejemplo dan y los más irresponsables», reiteró Curiel, subrayando que esta situación «supera los límites de lo tolerable».
Vuelta a la actividad. De otro lado, Curiel quiso trasladar que desde el sindicato temen que, de cara a la vuelta a la actividad, desde el centro «están intentando volver por la puerta de atrás». Al respecto, explicó que, mientras a las empresas se les está instando a, que en este retorno a la actividad, adopten una serie de medidas de seguridad «muy estrictas» y «reformar los lugares de trabajo», de otro lado, «parece ser que en la sanidad eso no lo van a hacer».
Curiel indicó que de cara a este retorno a la actividad «no se han adaptado las salas de trabajo ni de espera». «No hay nada hecho ahora mismo en condiciones para que eso se pueda volver a retomar», recalcó, inisistiendo en que si se va a retomar la actividad asistencial, «lo primero que hay que hacer es una evaluación de riesgos seria de nuestras instalaciones para acondicionarlas debidamente y poder ir dando entrada a la población con la debida seguridad».
Algo que, dijo, «no se ha hecho» y que desde CESM se ha exigido ya al Sescam, en concreto el pasado 29 de abril, insistiendo en que «lo primero es la seguridad de los profesionales y de los pacientes». Así, aseguró que desde CESM no van a permitir «que se vuelva a recuperar la actividad sin que se tengan todas garantías y sin que en los hospitales y centros de salud se hayan hecho las reformas necesarias ara garantizar la seguridad de los pacientes y de los profesionales».