La falta de acuerdo con Corte Inglés y FCC bloquea la disolución de Toletum

latribunadetoledo.es
-
La falta de acuerdo con Corte Inglés y FCC bloquea la disolución de Toletum - Foto: Yolanda Lancha

La marca comercial sigue sin firmar el convenio para la permuta de terreno y la liquidación del contrato con la constructora puede ir a la vía judicial por una diferencia de 1,8 millones

El consejo de administración de Toletum Visigodo dio ayer otro paso hacia la disolución  con la reducción del capital social, la resolución de los alquileres, el finiquito de los gastos corrientes y la finalización de los contratos del personal de la empresa mixta público-privada que gestiona los terrenos urbanos de la Vega Baja. Para acabar el trabajo le falta salvar dos obstáculos importantes: atar la relación con el Corte Inglés que incluye la permuta de terreno para construir unos grandes almacenes fuera del yacimiento arqueológico y, segundo, liquidar el contrato con la urbanizadora FCC con la que hay un desacuerdo de 1,8 millones de euros.
A las nueve y cuarto de la mañana se reunía el órgano de dirección de Toletum con la asistencia de todos los representantes de las instituciones que tienen intereses en la empresa, empezando por el alcalde de Toledo (Ayuntamiento), el viceconsejero de Fomento, el secretario general de la Presidencia y la directora general de Presupuestos (Junta de Comunidades), además de la parte privada que ostenta Cartera Nueva Santa Teresa. La firma de todos era necesaria para dar conformidad a las decisiones de mero trámite y así se hizo sin mayores problemas.
A partir de ahí, según indica el portavoz municipal, Rafael Perezagua, la empresa se encuentra «en estado vegetativo», sin ingresos, sin actividad ni «nada que aportar», a la espera de que se den las condiciones para su desaparición, que pasan necesariamente por los dos objetivos mencionados.
Con relación a FCC, se trata de finiquitar el contrato de urbanización firmado en época del PP, cuando aún se pensaba construir 1.300 viviendas, por un montante de 28 millones de euros destinados a construir calles, puentes, pasarelas, redes de abastecimiento, de saneamiento y de suministro eléctrico.
Perezagua dice que se ha ejecutado «mucha obra» pero otra gran parte ha quedado anulada como consecuencia de la paralización del proyecto residencial y la liquidación de ese contrato con FCC contiene un desacuerdo de 1,8 millones que Toletum está dispuesta a pelear por todas las vías, incluida la judicial, pero confía en llegar a un arreglo pacífico.

Propiedades. Por su parte, FCC tiene otro problema como propietaria de una de las parcelas que compró a Cartera Nueva Santa Teresa «tres días antes» de la paralización del proyecto de viviendas, tal y como recordaba ayer Perezagua al que no se le pasa por la imaginación mover ni un dedo para solucionar este otro asunto.
Sin embargo, con el Corte Inglés la cosa cambia porque al Ayuntamiento le interesa mantener en vigor la opción de compra permutando los derechos de la parcela de la Vega Baja por otro en el PERIM de Santa Teresa con el fin de que la marca se instale en la ciudad para generar actividad económica y empleo.
Por ahora no hay nada nuevo que contar salvo que las declaraciones dan a entender que la cosa es más difícil de lo que se dijo en su momento porque requiere «comprometer al Corte Inglés» y dar todos los pasos administrativos que requiere la permuta: «poco a poco», dice Perezagua.