Mejoran las medidas anticovid en los espectáculos taurinos

La Tribuna
-

Las plazas de toros son los espacios abiertos mejor preparados para los espectadores. El coso de Aranjuez está siendo un modelo en cuanto al cumplimiento de protocolos sanitarios, tanto en los tendidos como en el callejón

Personal específico ayuda a los espectadores a ubicarse en su localidad - Foto: Dominguín

Cada vez la gente tiene más interiorizado cuál es su sitio en un recinto público. Las informaciones que nos llueven desde los medios de comunicación, nos hacen saber casi a tiempo real las distancias y medidas que van indicándonos las autoridades sanitarias.

Pero cuando se acude a los festejos taurinos, se está viendo el celo que los organizadores están poniendo para ayudar y colaborar, tanto con el espectador, como con las autoridades sanitarias. Estos días en los que La Tribuna de Toledo está cubriendo de manera informativa los festejos de Aranjuez, hemos analizado y estudiado todos ellos.

Cuando un organizador pretende abrir las puertas de un coso, primero debe conocer cuáles son las condiciones que les pauta cada comunidad autónoma, su aforo, las distancias interpersonales, la protección con mascarilla, los controles previos en los accesos, la entrada escalonada, los asientos preasignados y un sinfín de medidas. Estas deben estudiarse con el fin de que además de cumplir con la normativa, no se produzcan aglomeraciones ni situaciones que puedan desencadenar en algún problema.

Los asientos preasignados están marcados en los tendidosLos asientos preasignados están marcados en los tendidos - Foto: Dominguín

En tener además que contar con los posibles inconvenientes de organizarlo en un edificio de 214 años, no ha sido un impedimento para Carlos Zúñiga, quien ha comandado desde hace meses un trabajo medido y concienciado para llevar a cabo dos grandes corridas de toros. Todos los asientos están marcados en la piedra o en las tablas con grandes pegatinas que indican cual es la ubicación del espectador. Al hacerse el reparto el aforo se le reduce a la mitad, pero sobre todo lo que la empresa hace en ese caso el primar por las medidas y por la seguridad.

Pero lo que nos sorprende también es que estas medidas se trasladas al callejón de la plaza, un lugar que en condiciones normales sería un hervidero de gente, se ha visto despoblado, ocupando la mitad de su capacidad, con distancias entre los profesionales que lo utilizan. Agradecemos desde La Tribuna la ubicación a los medios de comunicación, para realizar nuestra labor de información, que siempre hemos sido respetuosos en cumplir con las medidas marcadas por la empresa Circuitos Taurinos y el control del gran equipo gubernativo de la policía nacional que hay en Aranjuez.

Pero si algo destaca en el coso al llegar es el equipo multidisciplinar con el que se ha contado. En todos los accesos comparten labores quienes informan del recorrido hasta su localidad, no sin antes tomar la temperatura del espectador y que se lave bien las manos con los ya archiconocidos geles hidroalcohólicos. Complementan esas medidas, la prohibición de fumar, lo que hace que alguien tenga que retirarse la mascarilla, algo de lo que los agentes de la autoridad están pendientes para llamar enseguida la atención para que repongan su actitud.

Incluso en el patio de cuadrillas están expuestasIncluso en el patio de cuadrillas están expuestas - Foto: Dominguín

Es un orgullo para los aficionados, el ver las distancias interpersonales entre espectadores, todos acatando las buenas medidas puestas en Aranjuez por el empresario Carlos Zúñiga en los tendidos y en callejón. Los únicos que están dispensados de ello son lógicamente los integrantes de los instrumentos de viento de la banda de música y los profesionales taurinos que están actuando en el ruedo. Estos mismos, hay que decir que una vez que acaban su labor recurren de nuevo a cubrirse el rostro con su mascarilla.

Hay carteles informativos repartidos por todo el coso
Hay carteles informativos repartidos por todo el coso - Foto: Dominguín