Alumnos del Jaime de Foxá apadrinan los nuevos árboles de la senda ecológica

J. Monroy | TOLEDO
-
Alumnos del Jaime de Foxá apadrinan los nuevos árboles de la senda ecológica - Foto: Víctor Ballesteros

El Consistorio inició ayer la tercera plantación, depués de las dos fallidas de la CHT, de 179 árboles. Esta vez tendrán riego

jmonroy@diariolatribuna.com

El Ayuntamiento intenta que a la tercera vaya la vencida. Ayer comenzó la segunda replantación de los 179 árboles de la senda ecológica entre Santa Bárbara y Polígono, después de que se perdieran los ejemplares situados allí en dos ocasiones por la Confederación Hidrográfica del Tajo, que es quien hizo la obra.
En esta ocasión, los árboles, plantados a lo largo de dos kilómetros y medio serán almeces. Se trata de una especie, destacó el concejal de Gestión de los Servicios, Gabriel González, que «es bastante dura para las condiciones extremas que tenemos en la ciudad, tanto para el frío, como para el calor que se avecina, y se da en distintos puntos de la ciudad». Además, la otra novedad es que el Ayuntamiento va a dotar a los jóvenes árboles de riego por goteo, para evitar que se vuelvan a secar, como en ocasiones anteriores.

Niños padrinos. La replantación de estos árboles, perdidos ya en dos ocasiones, ha sido reivindicada por las asociaciones de vecinos de Santa Bárbara y del Polígono. En esta ocasión, el Ayuntamiento además ha querido con la actuación hace una campaña de «educación para la ciudadanía en el mejor sentido de la expresión», como lo definió el alcalde de la ciudad, Emiliano García-Page. Alumnos de Primaria del colegio Jaime de Foxá colaboraron con los técnicos municipales en las labores de plantación. De esta forma, cada árbol llevará el nombre de su padrino, del niño que lo planta. García-Page destacó que ayer no sólo se facilitó a los niños este acto, sino que también se acercaron al río Tajo.
González advirtió que en esta ocasión la plantación «la va a hacer el Ayuntamiento y la va a hacer bien». Será con presupuesto propio, y tanto en el momento económico adecuado, como con la infraestructura en forma de riego por goteo que tratará de mantener los nuevos almeces. En definitiva, concluyó, esta actuación es «intentar hacer ahora bien las cosas que se hicieron mal en el pasado, y seguir igualmente con el compromiso de política de zonas verdes que tenemos en el Ayuntamiento de Toledo, y por la que estamos plantando cientos de árboles esta legislatura, tanto en sitios en los que no había arbolado, como en los que no agarraron en su momento, como es el caso de esta senda ecológica».