Satse reclama a la Junta que invierta más en profesionales

Redacción
-

El sindicato recuerda que la escasez de las plantillas, sobre todo en los primeros momentos de la pandemia, les ha obligado a trabajar doblando turnos

Satse reclama a la Junta que invierta más en profesionales - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez


El Sindicato de Enfermería (Satse) ha pedido este martes, con motivo del Día Internacional de la Enfermería, que el Ministerio de Sanidad y la Consejería de Sanidad «no desoigan el clamor generalizado» de la sociedad y de organismos internacionales e inviertan más en enfermeros y enfermeras.
En un comunicado de prensa, han asegurado que, una vez superada la emergencia sanitaria del Covid-2019, invertir en contar con más profesionales sanitarios de la enfermería supondría mejorar la salud de ciudadanos y pacientes.
Con el lema «Enfermeras para liderar la salud en el mundo», el sindicato ha celebrado el Día Internacional de la Enfermería, que este año tiene una mayor relevancia si cabe al producirse dentro del Año Internacional de la Enfermera y la Matrona, declarado así por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para reconocer la labor de estos profesionales sanitarios en todo el mundo.
La celebración de este año del Día Internacional de la Enfermería se produce en un contexto sanitario mundial excepcional y difícil por la expansión del Covid-19, que ha provocado un tremendo sobreesfuerzo en todos los profesionales sanitarios y, especialmente en las enfermeras y enfermeros, que han trabajado «sin descanso, desde la responsabilidad y el compromiso, para atender y cuidar a las personas afectadas por la enfermedad aun sabiendo que su salud y seguridad estaba en riesgo».
En este sentido, el Satse ha incidido en que la escasez de las plantillas, sobre todo en los primeros momentos, y el importante número de profesionales contagiados o en aislamiento les ha obligado a trabajar doblando turnos y con menos periodos de descanso, lo que ha conllevado un importante agotamiento físico y también psicológico por el tremendo desgaste que supone el continuo estrés, ansiedad y contacto permanente con el dolor, el sufrimiento y la muerte.