Victoria y directos a la salvación

Área 11
-

1
San Fernando CD
2
CF Talavera
Finalizado
El Talavera gana en San Fernando con los primeros goles en esta Liga de Espinar, en el minuto 35, y de Ismael, en el 93, y se planta en los 43 puntos

Espinar ante el jugador del San Fernando, Pablo Sánchez. - Foto: deportedelaisla.com

Gran victoria, cosechada ‘in extremis’ por 1-2 en San Fernando, de un CF Talavera decidido a seguir una temporada más en la categoría de bronce del fútbol español. Los pupilos de Fran Alcoy lograron ponerse por delante en el marcador en el primer tiempo gracias al tanto de Espinar, que marcó su primer tanto liguero esta temporada y fue, precisamente, ante su ex equipo. Sin embargo, en el tramo final un penalti transformado por Pedro Ríos daba alas al San Fernando, que, volcados buscando el tanto de la victoria, se encontraron con una magnífica contra blanquiazul en la que Cristian Fernández filtró un pase a Ismael y éste, en el interior del área, cruzó el esférico ante la mirada impasible del guardameta isleño; sellando así un triunfo que sabe a gloria. El duelo, de vital importancia para ambos contendientes, comenzó con el cuadro de José Pérez Herrera llevando la iniciativa y el peso del juego, comandando en el centro del campo y generando peligro sobre el marco defendido por Gianni, que ya a los siete minutos del primer periodo tuvo que emplearse a fondo para salvar el primer gol de la tarde. Fue tras un lanzamiento de falta de Carri en la que el cancerbero tuvo que estirarse para salvar a los suyos. Era la segunda aproximación al área visitante de los locales, que apena transcurridos 120 segundos habían probado fortuna con un centro de Gabi Ramos que mandó demasiado arriba Oca.

Estaba claro cuáles iban a ser los roles de unos y otros. El Talavera buscaba a través de una férrea defensa y salidas rápidas la manera de inaugurar el marcador, aunque bien es cierto que durante los compases iniciales el meta azulino apenas tuvo trabajo. Mientras, los locales seguían a los suyos, tratando de desarbolar la zaga con constantes balones colgados y centros que despejaban los manchegos como buenamente podían. Nandi, con un tímido disparo, Gabi Ramos, con otro lanzamiento que paró Gianni y Pedro Ríos, en una acción en la que mandó el balón al larguero, ponían en alerta a los jugadores de Fran Alcoy.

Sin embargo, lo que terminaría llegando fue el 0-1. Curiosamente cuando más apretaba el San Fernando y cuando más cerca parecía estaba de abrir brecha, los blanquiazules pusieron tierra de por medio a diez minutos del descanso. Fue tras un lanzamiento de falta cuando apareció en el interior del área Espinar para rematar de primeras y sorprender a Rubén Gálvez. El futbolista, con pasado en el cuadro isleño, no dudó en disculparse ante la que fue su afición, si bien el tanto subió al marcador y propició que a los vestuarios se llegara con ventaja mínima del Talavera, pese a que en el minuto 42 la tuvo Pablo Sánchez para igualar la contienda.

Los de Fran Alcoy lograban así extraer petróleo de sus escasos acercamientos y, básicamente, de su único disparo entre los tres palos, un hecho que continuó tras el intermedio. El San Fernando hizo méritos para lograr al menos el empate, pero careció de chispa en los últimos metros. Pau Franch, en el 53’, tampoco aprovechó un gran pase de Bruno Herrero. Replicó Cristian Fernández con un zapatazo que atajó el portero local. El tiempo iba pasando y la necesidad apremiaba para los andaluces, que insistían y buscaban con los cambios darle otro aire a su vanguardia.

Con el choque abierto, el Talavera tampoco renunciaba al ataque y Espinar dispuso de dos oportunidades que tampoco encontraron el destino deseado. Pau Franch, por su parte, se erigía como protagonista de las situaciones ofensivas del San Fernando, que finalmente pudo igualar la contienda a siete minutos del final y desde el punto de penalti. Rubén García lo cometía sobre Joselu y el colegiado no dudó en señalarlo. El veterano Pedro Ríos consiguió desde los once metros el ansiado 1-1 y, a renglón seguido, tuvo en sus botas el tanto de la remontada.

Faltaban poco más de cinco minutos más la prolongación y Fran Alcoy metió a Laerte en lugar de Abel Molinero. El empate, visto lo visto, le valía al Talavera que, no obstante, terminaría encerrado atrás ante los ataques de su rival. Pero una fantástica contra con una rápida transición terminó en las botas de Cristian, que cedió ante la llegada de Ismael y éste, entre los dos defensas azulinos, terminó cruzando el esférico y mandándolo al fondo de las mallas. Gran victoria, pragmática, del equipo manchego, que tiene la salvación prácticamente en el bolsillo.