Cs quiere sumarse al Gobierno municipal que salga tras 26M

Á. de la Paz
-

El número uno de la lista naranja, Esteban Paños, afirma saber «hacer las cosas de otra forma» y pone al programa de su partido como garantía de mejora para Toledo

Cs quiere sumarse al Gobierno municipal que salga tras 26M - Foto: David Pérez

El candidato de Ciudadanos a la alcaldía de Toledo, Esteban Paños, vinculó el voto favorable de su formación a las propuestas de investidura que pudieran surgir tras el 26M a la entrada de su grupo en el equipo de Gobierno. La intención del líder del partido centrista en la ciudad es sumarse al nuevo Ejecutivo municipal resultante de las próximas elecciones. «Tenemos que decirle a la ciudadanía que sabemos gobernar y hacer las cosas de otra forma».
Paños, recién reelegido como número uno de la lista naranja al Consistorio, agradeció la confianza brindada por el partido. «Me dan la oportunidad de poder trabajar por la ciudad cuatro años más». Aún no se conoce el equipo que le acompañará ni si será continuista o apostará por caras nuevas respecto a la lista de 2015. «Lo estamos elaborando, necesitamos todavía unos días». En la última convocatoria municipal por Toledo, Cs obtuvo casi 4.500 sufragios, una cifra que se tradujo en tres concejales. Su papeleta fue la cuarta opción de los toledanos. «Salimos a ganar», explicó el candidato, quien lamentó la falta de iniciativas de PSOE y PP en la legislatura próxima a concluir. «Lo que hemos visto es que los dos partidos que consiguieron nueve y nueve concejales han hecho más de lo mismo. Cs, que ha realizado más de un centenar de propuestas para Toledo en los órganos correspondientes, ha dicho a los vecinos que somos una alternativa real de Gobierno».
El candidato no indicó su preferencia por ninguno de los dos partidos tradicionales, los que parten como favoritos en la carrera por el sillón rector de la capital regional, ni se refirió a sus candidatas. Paños tampoco citó a Unidas Podemos o Vox. Ante la posibilidad de que los hipotéticos representantes de estas dos formaciones fueran necesarios para articular una coalición de investidura o de posterior Gobierno, el líder naranja apuntó al programa de su partido como base para las negociaciones y definió como positivo para la ciudad aquel pacto con el «que den los números para hacer un buen proyecto». Desde el partido aseguran que la línea roja para cualquier negociación la marca el límite de la Constitución. «Esto no va de pactos ni de personas, va de programas».
Paños se erigió como el líder de «un cambio que es necesario en la ciudad, que va a hacer que Toledo funcione a otro ritmo y que nos va a poner en los primeros lugares».