El Tajo pide el carril bici por encima o debajo de la N-400

J. Monroy
-
'El Tajo' pide que el carril bico salve la N-400 a través de un puente o soterrado. - Foto: David Perez

En realidad, es solo una de las propuestas que la Asociación quiere hacer al proyecto, que ha de contar con la participación vecinal. Una mala actuación, por ejemplo, haría imposible un tercer carril de la N-400

La Asociación de Vecinos El Tajo propone que el cruce del carril bici entre Polígono y Santa Bárbara, sufragado por los fondos Edusi, con la carretera N-400 en su acceso al barrio se desarrolle de forma elevada o soterrada. Es, en realidad, solo una de las propuestas que quiere trasladar al Ayuntamiento para mejorar el proyecto, consciente de que el Consistorio está obligado a dar participación vecinal y tras detectar además en lo poco que le ha llegado del proyecto algunos defectos que se tendrían que subsanar.
De no hacerse esta pasarela o paso inferior, apunta el portavoz vecinal, Víctor Villén, el cruce sobre la N-400 sería muy peligroso, porque «no tiene sentido un carril bici que se cruce con toda la circulación de la carretera». Este paso, apunta, serviría también para facilitar el acceso seguro a la zona industrial de los vecinos de la fase V del barrio, algo que ya están reclamando.
Falta de información y de participación. Porque hasta ahora, lo poco que sabía la Asociación de Vecinos de la actuación es por las páginas de La Tribuna, que recogieron el proyecto de boca del portavoz municipal, José Pablo Sabrido; un dibujo, apunta Villén, «en el que vemos cosas muy raras». Porque, según estos datos, el carril bici llegará desde la Estación de Ferrocarriles, para enlazar con el Polígono en la fase V, junto a la Escuela de Hostelería. «Pero los cruces por la carretera los hace de una manera muy arbitraria, en contra del sentido de la circulación, con unas cosas rarísimas», apunta Villén. Además, se desconoce hasta cómo sería la señalización.
Así se lo han trasladado al concejal de Urbanismo, Teo García, que ha acogido de buen grado la petición, obligado además, ha reconocido, por la propia concesión de los fondos Edusi, que recoge que «los proyectos han de ir amparados por la participación ciudadana».
Eso sí, apunta también Villén, que el Ayuntamiento muestre el proyecto a los vecinos no es dar participación. La intención vecinal, reitera Villén, no es imponer al Ayuntamiento cómo se han de hacer las cosas, pero sí poder aportar su opinión para la elaboración del proyecto, para mejorarlo y corregir errores. A su juicio, hay que revisar el proyecto y ver cómo se hace, porque también puede condicionar, por ejemplo, la creación de un tercer carril de salida del Polígono por la N-400.