Núñez defiende el proyecto del PP para crear empleo estable

Lola Morán Fdez.
-
Núñez defiende el proyecto del PP para crear empleo estable

El presidente del PP de Castilla-La Mancha ha participado en un encuentro informativo con empresarios de Talavera donde ha intervenido el candidato al Congreso por Madrid Daniel Lacalle

El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha defendido el proyecto económico del Partido Popular para crear empleo estable y generar crecimiento económico en el país y en la región, frente a la «economía destructiva del PSOE». Paco Núñez ha participado en un encuentro informativo con empresarios de Talavera organizado por el PP en la ciudad, donde el candidato número 4 del PP al Congreso por Madrid y doctor en Economía Daniel Lacalle, se ha referido a la actual situación económica del país y ha expuesto el programa económico de los ‘populares’.
En este acto, en el que ha estado también acompañado del presidente provincial del PP, José Julián Gregorio; del presidente del PP de Talavera, Santiago Serrano; y de la senadora Carmen Riolobos; Núñez se ha referido al proyecto del PP y de Pablo Casado asegurando que «sin duda alguna es el proyecto que puede garantizar la estabilidad de nuestro país, pero también el crecimiento económico, el progreso, el bienestar, en definitiva, aquella mejora en la calidad de vida que todos los españoles perseguimos».
El presidente de los ‘populares’ de Castilla-La Mancha ha subrayado que el proyecto de Casado pasa por «mejorar la calidad de vida» de los españoles «frente a la precariedad laboral, el atisbo de la recesión, el desempleo, la destrucción de puestos de trabajo, la economía destructiva que aplica el Partido Socialista». Frente a ello, ha dicho que se sitúa un PP «que está trabajando por la mejora de nuestra economía, por la creación de puestos de trabajo, por la estabilidad en los puestos de trabajo, por el crecimiento de las empresas, por la implantación de nuevas inversiones, en definitiva por el futuro económico de nuestro país».
Núñez ha asegurado que Castilla-La Mancha, « de la mano de Page y de Sánchez», cuenta con «uno de los peores datos en materia económica del país». Sobre este punto, ha afimado que en la región «se crea siempre menos empleo que en el conjunto de la media nacional» y «se destruyen más afiliaciones a la Seguridad Social», todo ello a pesar de contar con dos corredores como es el de La Sagra y el Henares, «que tiran del empleo» en Castilla-La Mancha.
Además, ha querido subrayar el «nefasto» apoyo de Page y de Sánchez hacia ciudades como Talavera para reivindicar que, «ante esa nulidad de trabajo en materia económica» por parte del PSOE «se requiere de ese empuje, impulso, intensidad y acierto de un PP que confía que bajando impuestos y apostando por los empresarios, por la agilidad burocrática» se puede mejorar la actividad comercial y, en general, la economía.
Ralentización. Por su parte, Lacalle, al que Núñez se ha referido como «uno de los veinte economistas más influyentes del mundo» y al que ha agradecido que se haya incorporado al proyecto del PP, ha expuesto que España se enfrenta a «una ralentización económica importante que no puede negar el Gobierno como ya hizo en 2008».
Lacalle ha denunciado que la política de Sánchez pasa además por aumentar masivamente los impuestos y gastos, con lo que «lo único que está asegurado es el paro y la recesión».
En su lugar, ha explicado que el PP propone para los próximos cuatro años «exactamente lo contrario», siguiendo la línea de «los países líderes», como es «enfrentarse a esta ralentización facilitando el crecimiento empresarial, la creación de empleo y mejorando el tejido económico del país». Algo que, como ha apuntado, se acomete con mayor inversión y atracción de capital, con medidas como bajada de impuestos para todos los ciudadanos para «devolver parte de su dinero a las familias y a las empresas» puesto que es «la mejor manera de enfrentarse a una ralentización económica». Permite además, ha dicho, mejorar el consumo y la capacidad de ahorro.
«Lo que estamos dando es mayor capacidad a la economía española de generar el potencial de crecimiento que cualquier persona que venga a una ciudad como Talavera ve», ha manifestado. Sobre esta cuestión, se ha mostrado convencido de que Talavera tiene «una oportunidad muy importante», si bien para ello primero es preciso «desatascar» infraestructuras «que han sido paradas por el Gobierno socialista» y mejorar además la capacidad de atracción de inversiones.