Santa Eulalia se resiste

J.S.
-
Santa Eulalia se resiste

Los mozárabes no pudieron salir con el Lignum Crucis de la iglesia de Santa Eulalia. Lo llevan intentado sin éxito desde 2018

Habrá que esperar a la Semana Santa de 2020 para comprobar si a la tercera va la vencida. La Hermandad de Caballeros y Damas Mozárabes no pudieron salir el Viernes Santo de la iglesia de San Eulalia debido a la intensa lluvia. Sucedió lo mismo en 2018 cuando  decidieron dejar la parroquia de las Santas Justa y Rufina para incorporarse a la procesión del Santo Entierro saliendo de la iglesia donde se halló la reliquia de la Santa Cruz dentro de un cofre que se encontraba escondido en una pared.
Pese a las inclemencias meteorológica no hubo lugar para el desánimo. De ello se encargó Francisco Javier Hernández, el canónigo obrero de la Catedral que presidió el acto litúrgico que se celebró poco antes de que cumplieran las fatídicas 20,15 horas de la tarde, en la que se consumó la suspensión de la procesión. «Él y no otro ha decidido que no salgamos. El trigo bien merece este agua. La lluvia es por una buena causa», subrayó Hernández. Desde luego, paciencia no les falta a la comunidad mozárabe, que proviene de aquellos cristianos que conservaron tenazmente la fe y el rito en época la denominación árabe.
policía nacional. No sólo los caballeros y damas mozárabes se quedaron sin procesionar. También lo padeció una representación de la Policía Nacional, que custodia a la reliquia de la Santa Cruz durante la procesión del Santo Entierro mientras es portada a hombros y bajo un palio azul por ocho caballeros mozárabes.
Todos ellos y quienes se acercaron a la ‘desconocida’ iglesia de Santa Eulalia pudieron besar el Lignum Crucis, una recompensa que bien compensa el tener que esperar un año más para ver la reliquia por la calles del Casco histórico de Toledo.