Rivera ofrece a Casado una coalición para echar a Sánchez

Efe
-

El líder de Cs tiende la mano al PP para atajar una situación de «emergencia nacional»; el conservador recoge el guante, pero lamenta que ya estén publicadas las listas

Rivera ofrece a Casado una coalición para echar a Sánchez - Foto: Fabian Simon

A falta de un mes para que se abran las urnas de las generales, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, tendió ayer la mano al del PP, Pablo Casado, para formar un frente común tras las elecciones que tenga como objetivo atajar una situación que calificó como «emergencia nacional»: echar a Pedro Sánchez del Ejecutivo. Así, se ofreció a colaborar con los populares para echar de La Moncloa a los socialistas «y a los que quieren liquidar España».
«O Sánchez con un nuevo Gobierno Frankestein o Cs con el PP», resumió el líder de la formación naranja, que consideró  que es mejor que su grupo encabece ese Gabinete porque es la única garantía de que al frente del mismo habrá un «partido moderno, liberal, abierto y europeísta».
El catalán congregó a alrededor de 300 personas en el mitin que ofreció en la explanada del Palacio de Exposiciones y Congresos de La Coruña. «Yo quiero ser el presidente de la gente que nos dice solo quiero que nos dejéis trabajar» y de «la España que se esfuerza», declaró, antes de añadir que esa España «real» es a la que representa Cs y que le hace estar «orgulloso como español, no como la que encabezan etarras o golpistas».
Para que ese proyecto de país prevalezca, razonó Rivera, «hay que movilizarse» y no resignarse a un nuevo Gobierno de Sánchez, sobre el que azuzó el miedo de que pueda estar condicionado por los independentistas catalanes o dirigido económicamente por Podemos.
«Yo tengo una nación que es España, de ciudadanos libres e iguales», sostuvo el dirigente liberal, que contrapuso su modelo a la España «que el sanchismo ha construido en tan solo nueve meses»: la de los huesos de Franco, las cesiones a los independentistas o de los viajes en el Falcon.
Por ello, instó a los presentes a «enviar a Sánchez a la oposición con votos naranjas» y bosquejar una España de futuro con las pensiones garantizadas, empleo de calidad, una Administración moderna, justicia independiente y una lucha clara contra la corrupción.
bien, pero tarde. La respuesta al ofrecimiento naranja no tardó en llegar. Así, el presidente del PP señaló:«Me parece muy buena idea». No obstante, lamentó que la oferta llegue tras el cierre de las listas electorales y justo el día en que «se publican las listas» en el BOE. «No se puede hacer nada ya». 
 Para Casado, es «una pena» que Ciudadanos «haya rechazado durante un mes la oferta del Partido Popular», y que ahora ambas formaciones tengan que pasarse «el otro mes que queda de campaña pensando en estas apelaciones al voto útil». 
«Este no es el voto del miedo, es el voto de la unidad, imprescindible para no reeditar esta pesadilla en que se nos ha hecho ver que en España mandaba un personaje como Torra», apostilló el dirigente palentino desde Ceuta, donde tuvo un acto con sus dirigentes.