Alberto Romero regresa al Greco, ahora en pintura

A.D.M.
-

El artista toledano expone en el Hotel Boutique Adolfo 'El Greco en Toledo', homenaje pictórico al artista que se une a la escultura 'El Greco como pretexto', que instaló en la rotonda de las Cortes hace ya algunos años

Alberto Romero.

Alberto Romero regresó el año pasado de México, donde dedicó dos años y medio centenar de obras a otros tantos personajes mexicanos y españoles. «Fueron obras muy emblemáticas, muy potentes; me quedé un poco vacío, así que la vuelta supuso iniciar una etapa de intenso trabajo». Parte de los resultados puede apreciarse desde ayer en el Hotel Boutique Adolfo, en la plaza de Zocodover. Se trata de una docena de obras, pinturas y esculturas, que acompañan al gran protagonista de la exposición ‘El Greco en Toledo’, un homenaje pictórico al artista, cuya muerte tuvo lugar un 7 de abril.
La muestra, explica su responsable, iba a tener en origen una única obra, un encargo sobre el Greco realizado por el empresario Fernando de Alisal. «Queríamos que estuviera expuesta, a disposición de la sociedad toledana. Fue entonces cuando Adolfo Muñoz nos prestó la sala de exposiciones de su hotel y decidimos que el Greco estuviera acompañado por otros personajes, como los Reyes Católicos, Juana I o Cervantes».
Entre las piezas expuestas es posible mencionar la maqueta de ‘El Greco como pretexto’, la escultura -«probablemente, el mayor bronce que hay en las calles de Toledo»- que se impuso sobre noventa finalistas para ser instalada en la rotonda de las Cortes, hace ya algunos años. «Me sirvió de inspiración El caballero de la mano en el pecho, que es en cierto modo un notario de lo que sucede. Nunca hasta ahora, sin embargo, había hecho una obra pictórica dedicada al Greco».
Junto con este pintor, Cervantes ha sido su gran referente durante los últimos años. Romero realizó siete exposiciones en la región al hilo del escultor, mostrando su obra en espacios como el Palacio del Infantado, en Guadalajara, el Museo de Esquivias y el Archivo Histórico de Albacete, entre otros. Con anterioridad, expresó su homenaje a la duquesa de Alba -«hace tiempo que no la pinto, pero mantengo el permiso de su Casa para hacerlo»-, atalaya desde la que comenzó a profundizar en los personajes de la nobleza y la realeza española.
Fue en este contexto en el que el artista fue elegido por el Ayuntamiento de Toledo para exponer una retrospectiva de toda su carrera en el Centro Cultural San Marcos, coincidiendo con el XXX aniversario de la declaración de Toledo como Ciudad Patrimonio de la Humanidad.
Hoy los próximos proyectos de Romero pasan por Rusia y China, además de seguir estrechando lazos con México. «Siempre que me preguntan respondo que el principal objetivo es seguir trabajando».