La familia de Cristina Martín no descarta recurrir el fallo

J.M.
-

Las partes disponen hasta el 5 de octubre para recurrir la sentencia de la Audiencia Provincial. «El primer juicio se anuló, y cada juicio tiene sus peculiaridades», apuntó el abogado de la familia que no descarta volver a pedir prisión permanente

La familia de Cristina Martín no descarta recurrir el fallo

El abogado de la familia de Cristina Martín, Rafael Pérez-Moreno, indicó ayer en declaraciones a este diario que apenas ha sacado las conclusiones iniciales de la sentencia de la Audiencia Provincial, que fue comunicada a las partes el lunes. De esta manera, subraya que estudiará pormenorizadamente el contenido para comprobar la oportunidad de recurrir con posibilidad de que prospere.
«El primer juicio se anuló, y cada juicio tiene sus peculiaridades», subrayó al respecto el abogado, quien apostilló que la pena de prisión permanente revisable resulta «muy excepcional». En este sentido, el letrado indicó que lo más frecuente son las condenas por asesinato y, en este caso, la sentencia ha estado cerca de los 25 años de prisión, el máximo para esta calificación.
La sentencia condena a José Rafael G. S. a 23 años de prisión como autor de un delito de asesinato con las agravantes de parentesco y de género por matar a su esposa en febrero de 2017. De esta manera, las partes (defensa, acusación particular y la Fiscalía) disponen ahora de un plazo de 10 días hábiles (hasta el 5 de octubre porque recibieron la sentencia el día 21) para la presentación del recurso, que se debe fundamentar en función de la jurisprudencia del Tribunal Supremo.
Con todo esto, la defensa de la familia de Cristina Martín no descarta la presentación de un recurso en función de las posibilidades de que prospere, según la jurisprudencia del Tribunal Supremo, para solicitar de nuevo la prisión permanente revisable.
La Fiscalía Provincial y las acusaciones defendieron en los dos juicios la petición de prisión permanente revisable contra el acusado, mientras que la defensa de José Rafael G. S. rebajaba los hechos a homicidio con agravantes.