Más cualificación para del personal de las residencias

S L H
-

Es una de las recomendaciones que el Defensor del Pueblo hace a las CCAA. También sugiere el desarrollo de planes periódicos de inspección de estos centros

Desde hoy se permiten visitas a residencias de mayores y retorno de usuarios.

El envejecimiento de la población y la capacidad de respuesta a esta situación por parte de las administraciones, especialmente en materia de atención residencial, siempre está muy presente en las actuaciones delDefensor del Pueblo. Es por ello que anualmente, este organismo de ámbito estatal publica su informe anual con las recomendaciones y sugerencias que hace a las instituciones públicas tras analizar las quejas de los ciudadanos.
En materia de atención a personas mayores, el Defensor del Pueblo recomienda mejorar la cualificación de personal que presta sus servicios en el sistema residencial. Explica que las administraciones deben fomentar e impulsar planes de formación profesional específica para el desempeño de los puestos de trabajo que tienen encomendados.
Asimismo, considera muy recomendable que se aprueben planes periódicos de inspección de los centros con indicadores sobre calidad, trato inadecuado y buenas prácticas. Un aspecto que la Junta de Comunidades ya tiene aprobado en su agenda tras los fallecimientos de mayores que se han sucedido lamentablemente en los centros residenciales de la comunidad autónoma a causa del Covid-19.
El Defensor del Pueblo, en sus conclusiones, considera que sería útil estudiar la viabilidad y la conveniencia de reforzar un modelo de residencias con atención médica y de enfermería más amplia y extensa. Este modelo, detalla este organismo, «no está regulado en España ni ha sido así organizado de forma general para todo el sistema».
muchas normativas. Asimismo, el Defensor del Pueblo insiste en que perdura una gran dispersión normativa sobre los requisitos que deben reunir los centros residenciales para su acreditación y posterior autorización de funcionamiento. En consecuencia, para solventar esta situación se requiere que las comunidades autónomas realicen un importante esfuerzo de actualización y armonización.
Por otro lado, recuerda que no existe un mecanismo eficaz comúnmente compartido entre todas las administraciones para recopilar datos que permitan realizar estadísticas fiables que se actualicen periódicamente respecto de los recursos de atención residencial disponibles, tanto en el plano autonómico como estatal. De esta forma, asegura este organismo, se podrán realizar estrategias de atención a las personas mayores más adecuadas.
Por último, explica que aún se carece de un número suficiente de plazas públicas y concertadas de atención residencial para atender los derechos subjetivos derivados de la Ley de promoción de la autonomía y atención a la dependencia. Por tanto, se requiere de un significativo esfuerzo presupuestario para dotar más plazas. El Defensor del Pueblo cree, además, que es necesario disponer de más personal para prestar este servicio en los centros residenciales del país.