Piden prisión permanente revisable por asesinar a su mujer

E.P.
-
Piden prisión permanente revisable por asesinar a su mujer - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

El acusado asestó a la víctima tres puñaladas que fueron mortales en el domicilio que compartían con su hija de cuatro años en Mora. El juicio arranca este lunes con jurado popular

Un jurado popular juzgará en la Audiencia Provincial de Toledo desde este lunes, 8 de abril, a J.R.G.S, acusado de asesinar a su mujer con alevosía de género en febrero de 2017 en la localidad toledana de Mora y para el que el Ministerio Fiscal pide prisión permanente revisable, con la circunstancia agravante de parentesco y la de cometer el hecho por razones de género.
Según el escrito de la Fiscalía, recogido por Europa Press, el acusado, sin antecedentes penales, el 5 de febrero de 2017 se hallaba en su domicilio en Mora donde residía con su mujer, C.M.T.C, la hija de cuatro años que tenían en común, los padres de las víctima, su hermana y el hijo de pocos meses de esta última.
El citado día, sobre las 18,00 horas, la víctima acudió al baño situado en la habitación donde habitualmente estaba el acusado, único baño condicionado frente a las limitaciones de movilidad de ésta.
En ese momento, el acusado se molestó porque la víctima entrara y le despertara, «con ánimo de dominación machista», comenzó a insultarla y amenazarla, tras lo cual, el acusado acudió a la cocina y cogió un cuchillo de 16 centímetros de longitud, para ir después al salón donde estaba ya su mujer, y allí, ejerciendo esta dominación machista y con ánimo de acabar con su vida y sabiendo de su imposibilidad de huir o defenderse, le asestó dos puñaladas clavándole el cuchillo.
Las puñaladas se dirigieron al tórax en toda su longitud hasta la empuñadura, y una tercera puñalada afectó a la mano de la víctima, causándole la muerte casi inmediata al afectar las primeras puñaladas al pulmón y al corazón, y «ello a pesar de los intentos de reanimación de los equipos médicos que se trasladaron al lugar», describe el fiscal.
La víctima, en el momento del fallecimiento, padecía la enfermedad de Menier que le producía graves problemas de deambulación, de equilibrio, dolor crónico y ataxia sensitiva (que dificultaba la ejecución fluida y exacta de movimientos), y que había dado lugar a otras complicaciones médicas como disfagia, impidiendo una alimentación normal debiendo hacerlo con comida triturada.
Tenía reconocida un grado de minusvalía del 85% por la Consejería de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, al precisar durante las 24 horas del día, la ayuda de una tercera persona para atender a sus necesidades de medicación, alimentación, deambulación, aseo y vestido.
Respecto del investigado, se dictó auto el 8 de febrero de 2017 en el que se acordó la prisión provisional sin fianza, así como las medidas civiles de suspensión de la guarda y custodia de su hija menor y la suspensión de la comunicación con la menor a menos de 300 metros por un periodo superior a 6 años al de la duración de la pena de prisión impuesta.
Además, el acusado deberá indemnizar a los padres de la víctima en la cantidad de 150.000 euros para cada uno de ellos por su fallecimiento. Igualmente deberá indemnizar a la hija que tenían en común con 200.000 euros y a la hermana de la víctima con 90.000 euros.
Asimismo, se le impondrá la medida de seguridad de libertad vigilada que se ejecutará con posterioridad a la pena privativa de libertad, por tiempo de diez años.