El último mexicano

J. M. Loeches
-

El portero del CD Toledo Tirso Trueba reconoce que esperaba el momento de su debut y que va a darlo todo por el equipo

El último mexicano - Foto: Laura Pérez

Tirso Trueba jugó el pasado domingo sus primeros minutos en Europa con la camiseta del CD Toledo. Es el séptimo mexicano desde que Jorge Berlanga y Gonzalo del Val se hicieron con el control del club en 2016 y sigue los pasos de Israel Castro, Charly Rodríguez, Aarón Galindo, Obed Esaú Martínez, William Mejía y Germán Camacho.
El cancerbero reconoce que su entrada en el campo en el partido ante La Roda CF fue «un momento muy bien» y considera que, aunque no salió bien por el resultado, «son circunstancias que tenemos que aprender a sobrellevar». Evidentemente, el jugador americano reconoce que el entrenador, Manu Calleja, le había comentado que trabajara para ganarse el puesto y que en algún momento le llegaría la oportunidad, sin bien, esperaba que «no fuera en estas condiciones», en referencia a la expulsión de Ernesto Machuca. Precisamente, del talaverano confiesa que «es un gran compañero» y que «los dos nos deseamos suerte mutuamente».
A pesar del tropiezo de la pasada jornada, Tirso está convencido de que «lo vamos a hacer bien» porque el grupo «está unido» y tiene «mucha calidad». En apenas dos meses ha tenido que aclimatarse a la disciplina verde, pero asegura que se ha encontrado con «un gran grupo y una ciudad hermosa». Que haya otros dos compatriotas en el vestuario le ha ayudado a encajar antes de tiempo y ya se ve parte de un objetivo que «tenemos muy claro». Y es que, nadie en el club «duda de que vamos a jugar los ‘play off’ de ascenso».
Por eso, la mente ya está puesta en el siguiente encuentro, el domingo en Casa Ibáñez, un partido donde Tirso será titular y en el que prevé «que haya menos juego por abajo que en nuestro campo y más juego aéreo». Se ha aprendido ya que el equipo debe adaptarse a las condiciones de cada terreno de juego e insiste en «darlo todo por el equipo» porque lo de La Roda fueron «cosas de fútbol», ya que el Toledo «dominó ampliamente el partido y tuvo opciones para marcar y ganar».
En cuanto a las diferencias que encuentra entre el fútbol español y el de México, el portero dice que «es más rápido», aunque «tampoco es un cambio extraordinario».
Asimismo, Tirso se sincera y reconoce que todos lo están pasando mal por el accidente de Chato. Y es que, se trata de «un compañero bueno y atento», por eso ve lógico que les esté afectando en lo anímico: «Convive todos los días con nosotros y es una lástima, pero hay que tener fe de que estará pronto con nosotros».