Luz y taquígrafos a los paraísos cercanos

J.M.
-

El empresario Javier Méndez-Cabeza ha creado 'Senderismo a la carta', que propone a los clientes rutas más o menos conocidas por el patrimonio natural y artístico de la zona de Talavera

Luz y taquígrafos a los paraísos cercanos

La posibilidad de volar barato ha facilitado que los españoles recorran Europa a precios módicos y aprovechen cualquier puente o vacaciones para conocer ciudades extranjeras u otras regiones de España. La tentación de viajes más o menos exóticos propicia posiblemente el desconocimiento de paraísos cercanos que se encuentran en la misma provincia o muy cerca del límite. Javier Méndez-Cabeza conoce a la perfección comarcas muy desconocidas como la Jara y se ha animado a montar una empresa especializada en ofertar itinerarios a demanda del solicitante. Para ello, ha creado ‘Senderismo a la carta’, su contribución a intentar atajar la despoblación de muchos pueblos y crear una vía económica para su mantenimiento.
Así lo explica a este diario un mes después de crear ‘Senderismo a la carta’. Se trata de un empresario de 36 años nacido en Anchuras (Ciudad Real) y afincado en Talavera. Se considera jareño por su lugar de nacimiento y su devoción a esta zona de la provincia. Técnico forestal y guía de baja y media montaña, ha apostado por el senderismo como un recurso económico para sí mismo y para los pueblos, por ejemplo, de la Sierra de San Vicente. Como gerente de un restaurante de Anchuras, había comprobado la ignorancia de muchos clientes y allegados sobre las joyas de la provincia más cercanas a Talavera y pretende corregir este vacío.
«Aparte de Gredos, quiero vender mucho la Jara», apostilla por una comarca muy orillada que encierra lugares fascinantes como el yacimiento arqueológico de Ciudad de Vascos. «Pueden combinarse varios objetivos de naturaleza, arqueología, etnografía, historia o monumentos eligiendo entre un auténtico menú que satisfaga al viajero. Por otra parte, podrá conocer la gastronomía de la zona y los productos autóctonos, disfrutado de la gran riqueza que atesora la desconocida comarca de Talavera, con su gran variedad de ecosistemas, desde las cumbres de Gredos hasta las orillas del Guadiana y desde los Montes de Toledo hasta las Villuercas y Guadalupe», destaca en la página de internet ‘www.senderismoalacarta.es’.
Entre las excursiones propuestas por Javier, sobrino del conocido divulgador de la zona de Talavera Miguel Méndez-Cabeza, incluye la sugerente ‘’Los tejos milenarios. El Jurassic Park de la botánica’, localizada en una de las pedanías de Robledo del Mazo. «Son salidas muy exclusivas y personales», afirma sobre itinerarios que no están señalizados, como el que lleva al petroglifo del gusano gigante de la Jara. La Jara alta figura entre los platos fuertes de la panoplia de recorridos de la empresa. El valle del Jébalo, la sierra de la Hiruela, el valle de Estenilla y la Estomiza, así como las rañas en su parte baja, prometen jornadas trepidantes.
los rincones inolvidables. «Tanto en flora como en fauna es la parte mas rica de la Jara, pasando de climas mesomediterráneo a supramediterráneo, desde jarales infinitos a encinares, alcornocales, rebollares, castañares e incluso tejeas y lorelas. Sin olvidar su flora ripícola», afirma Javier, quien hace hincapié también en el patrimonio artístico y cultural, como la ermita de Nuestra Señora de Piedraescrita, que destaca por el fresco de un Pantocrátor y por los azulejos de cerámica.
«Ofrecemos un trato personal e individualizado, para grupos de amigos o familiares, jubilados, escolares y profesionales que quieran descubrir lugares poco divulgados, pero llenos de encanto y que les sorprenderán con guías que les ofrecerán información rigurosa pero amena y con las anécdotas y curiosidades que interesan al senderista desde todos los puntos de vista», informa en su página de internet para atraer a los interesados por conocer estos paraísos cercanos con el servicio de la empresa ‘Senderismo a la carta’, que incluye seguro de responsabilidad civil. Entre los primeros clientes, se encuentra ya un club de senderismo de la localidad ciudadrealeña de Miguelturra.
Los caminos de Guadalupe están incluidos en esta carta que será presentada próximamente al público en Talavera. «Quiero que los pueblos no se queden vacíos», dice este empresario contaminado de amor por la provincia.