«Nos quedamos fríos ya que íbamos a por los tres puntos»

R. J. F.
-

El técnico del Toledo, Manu Calleja, declaró que su equipo tuvo el dominio y las ocasiones en el empate en La Roda; pidió disculpas por su expulsión

Calleja espera que «no me caigan muchos partidos». - Foto: Ángeles Visdómine

El entrenador del CD Toledo, Manu Calleja, consideró insuficiente el punto sumado por su equipo en La Roda. Argumentó que «analizando el partido desde el principio, con la intención que hemos tenido, no solo con las aproximaciones, sino con las ocasiones, pues nos quedamos fríos porque veníamos a por los tres puntos».
Reconoció que «hemos cometido solo un error en la primera parte que ha sido esa acción de contra, que ellos han aprovechado bien». Y marcar resultó tremendamente complicado con un rival «con diez jugadores al borde del área». Aun así, «hemos tenido, mínimo, cinco o seis ocasiones claras de gol y, mira, ha entrado a balón parado».
Calleja entiende que su equipo «tiene una idea que es tener, tener, tener, combinar y que aparezca; lo ha hecho en varias ocasiones y nos faltó un poquito el acierto». El CD Toledo tuvo el contratiempo de Rubén Moreno que hubo de ser sustituido en el 55 por un problema en una rodilla, al igual que Mario García, quien sufre un esguince en el tobillo derecho de  grado II, según información facilitada por el club. El preparador afirmó, por otro lado, que en este partido en La Roda, apareció también «la fatiga por el esfuerzo del jueves en la final de Copa».
En cuanto a su expulsión en el minuto 85, el técnico del CD Toledo indicó que «prefiero pedir disculpas por la acción»; aunque aclaró que «no le he dicho nada». Explicó que «se ha levantado todo el banquillo porque había una falta sobre Javi Robles, ha dejado seguir, ley de la ventaja, y le hemos dicho ‘ahora, ahora’».
En referencia al colegiado Escribano Ortiz, «ha sido muy sincero  y le agradezco la charla que hemos tenido»; reconoce que «quizás me equivoqué pidiendo un poco en exceso y, como responsable del banquillo, no puede ocurrir eso». Y es que «ahora con el nuevo Reglamento cuando el banquillo se levanta, el que paga es el entrenador». Calleja declaró que el árbitro le había comentado que «se había limitado a aplicar un poco el Reglamento, aunque quizás había sido un poco excesivo y que lo podía haber parado de otra forma».
Por tanto, el miércoles no se podrá sentar en el banquillo en el partido liguero ante el Torrijos: «Lo veré no sé donde; espero que no me caigan muchos partidos».