Los ecologistas piden que Guadalajara se descarte para ATC

EFE
-
Los ecologistas piden que Guadalajara se descarte para ATC - Foto: Reyes Martínez

Ecologistas en Acción plantea esta reclamación al subdelegado del Gobierno en esta provincia, Ángel Canales

Ecologistas en Acción de Guadalajara ha pedido al subdelegado del Gobierno en la provincia, Ángel Canales, que se descarte el territorio provincial como posible ubicación del almacén temporal centralizado (ATC) de residuos nucleares, que se planteaba construir en Villar de Cañas (Cuenca).

Ha sido una de las principales demandas que ha hecho el grupo conservacionista en una reunión que ha mantenido con Canales, junto a la de que se incremente el número de agentes del Seprona de la Guardia Civil en la provincia y que se ponga fin al trasvase Tajo-Segura, según ha informado en una nota de prensa Ecologistas en Acción.

Asimismo, ha indicado que en encuentro han dialogado sobre asuntos relacionados con medio ambiente, movilidad y energía, cuyas competencias recaen en el Gobierno de la nación, según han informado desde el colectivo ecologista en nota de prensa.

También han pedido información a Canales sobre la postura del Gobierno en relación al uso de la energía nuclear y los planes de expansión de energías renovables, sobre la situación de Plan de Emergencia Nuclear de Guadalajara (Pengua) y el desmantelamiento de la central de Zorita y sobre los planes de infraestructuras previstas para Guadalajara en carreteras, autovías, helipuertos, aeropuertos o bases militares.

Además, han recabado información sobre la postura del Ejecutivo en relación a los trasvases de la cabecera del Tajo a Levante, sobre situación del proyecto de fractura hidráulica (fracking) ‘Cronos’ y sobre el papel de los cuerpos de seguridad en los festejos taurinos de la provincia.

Como peticiones concretas, la organización ecologista ha pedido que se amplíe el número de efectivos para el cuerpo del Seprona, que en la actualidad llegan a la veintena para toda la provincia; que se supervise el cumplimiento al cien por cien de los protocolos del Pengua, que no se destinen recursos públicos para infraestructuras innecesarias o sobredimensionadas y que se respete el caudal ecológico del Tajo, para evitar que tener que trasvasar agua de un río, que en la mayoría de los casos, no lo cumple.