«En San Sebastián corrí mi mejor carrera como atleta promesa»

César Martín
-

Irene Sánchez-Escribano reconoce que tuvo el control de la prueba en todo momento, que valió por el oro, y que estará en la final de los 3.000 en el Campeonato de España absoluto

«En San Sebastián corrí mi mejor carrera como atleta promesa»

Para Irene Sánchez-Escribano ésta no es una semana más. Es la primera que vive como nueva campeona de España de 3.000 metros lisos en categoría promesas. Y lucirá dicho título en el Nacional absoluto de pista cubierta que se disputa este fin de semana en Sabadell.
Pero el día a día de la alteta del Seoane Pampín sigue siendo el mismo. Se muestra «contenta» y, sobre todo, «satisfecha» tras conseguir un nuevo oro, que se suma al que ya obtuvo en la misma distancia en categoría júnior hace dos años en Xàtiva.
Una medalla que contiene «mi mejor carrera como promesa», admite Irene, quien tiene «un gran recuerdo de las primeras medallas que gané cuando empecé en esto del atletismo». Formada en la cantera del CASan Ildefonso, la atleta toledana simplemente quiere «disfrutar del momento» y por ello no olvida la carrera del pasado domingo en San Sebastián.
«Tenía la sensación de controlar en todo momento la prueba», recuerda, reconociendo así su superioridad sobre sus dos grandes rivales, Ana Vega y Tania Carretero. Es más, asegura que «el objetivo siempre fue intentar la victoria en el Campeonato de España».
Una visión ganadora motivada por «el gran pico de forma en el que me encuentro actualmente». Y es que, Irene Sánchez-Escribano viene de disputar la temporada de cross y «por ello participé en los 3.000 metros lisos, porque mi prueba reina sigue siendo los 1.500 metros lisos».
Y a ella regresará a partir de abril, aunque ahora mismo lo que toca es mantenerse en la misma distancia «y aprovechar el fondo del campo a través».
Por lo tanto, la atleta capitalina estará en la final de los 3.000 metros lisos del Campeonato de España absoluto de pista cubierta de Sabadell, donde el objetivo será bien distinto. «No pienso en posiciones. Sólo quiero rebajar mi mejor marca, de 9:49, y correr en 9:45», afirma.
El resto, no tendrá nada que ver con lo vivido en San Sebastián. «Lo que quiero es disfrutar de esta experiencia», admite Irene, al mismo tiempo que sostiene que «en esta ocasión no me tocará a mí marcar el ritmo, sino a las que pelearán por la medalla de oro absoluta».
Eso sí, Irene Sánchez-Escribano tiene claro que su sueño es poder ser una de ellas dentro de poco, aunque antes está pelear el próximo mes de junio por «el oro en el Campeonato de España promesas al aire libre en los 1.500 metros lisos», su verdadera distancia.