Iniciada la obra en la cubierta del pabellón de San Lázaro

C.M.
-
Una vez culminen las obras en el edificio, se creará un proceso participativo para determinar el proyecto de rehabilitación interior. - Foto: Yolanda Redondo

El concejal de Urbanismo informó del inicio de una intervención, adjudicada por 119.699 euros, destinada a despejar la cubierta, eliminar el rastrelado, retirar el falso techo y suprimir las vigas de hierro oxidadas

Manteniendo el «objetivo permanente de adecentar y dignificar estas infraestructuras» buscando «soluciones estructurales» destinadas a conservar y mantener edificios «demandados por los vecinos», quiso Teo García precisar que ayer comenzaron las obras de ejecución de la reforma de la cubierta del Pabellón de San Lázaro. Por haberse adjudicado por un plazo de tres meses, tuvo a bien informar el concejal que, «según estimaciones de la empresa encargada de la obra, parece que pudiera esta incluso antes» finalizada.
Bajo la premisa de «destejar la cubierta, eliminar el rastrelado, retirar el falso techo y suprimir las vigas de hierro que presentan un estado de oxidación avanzado», el proyecto protegerá la estructura con un revestimiento resistente al fuego, introduciendo nuevas vigas y un tablero aislante de poliuretano con un acabado interior en tarima de madera. Además, añadió, se repondrán las tejas planas originales, se rematarán los aleros con un vuelo de chapa en acero para protegerlo del exterior, y se instalarán canalones.
Sobre lo adecuado de esta actuación en estos momentos, recordó que se trata de una intervención «urgente» que, de no acometerse en un plazo de tiempo corto «devengaría en ruina o colapso».   
Y puesto que este complejo «recuperado a la vida tras años inutilizados», el concejal de Urbanismo adelantó que ya están trabajando en «el encargo del proyecto de rehabilitación interior» en el que, señaló, «contaremos con todos los agentes implicados para realizar el mejor proyecto» posible. No en vano, destacó que el pabellón de San Lázaro está siendo adecuado para «un uso comunitario, versátil y polivalente» para que se puedan llevar a cabo en él distintas actividades relacionadas con el Centro de Mayores de San Antón, la Asociación de Vecinos del barrio, o el Club de Esgrima que, adelantó, también ha solicitado su uso.
Por ello, insistió en que el citado futuro proyecto será abordado «en el grupo de trabajo específico» integrado, con este fin, en el Consejo de Participación Ciudadana. Aprovechó, García, el momento para destacar la intención de este equipo de Gobierno por «reforzar lo que representa la Escuela Central de Educación Física» para la ciudad.
Preguntado sobre los plazos que se manejan en su concejalía en este sentido, insistió en la importancia de «pactar el proyecto interior con todas las partes», ante lo cual, aseveró que le gustaría «contar con el plan consensuado y con el inicio de las obras a lo largo de este año».
No obvió señalar, el concejal, que la actuación iniciada en San Lázaro, «son un seña del Gobierno» que, desde el inicio de la legislatura, «tiene como objetivo permanente adecentar y dignificar estas infraestructuras» municipales.
De hecho, entre las actuaciones ya realizadas destacó la reforma de las cubiertas del Centro Social y de la Biblioteca del barrio del Polígono; la ampliación de recursos de la biblioteca de Azucaica; y la recuperación del Centro Cultural Cisneros a través del Plan de Empleo. En las próximas semanas también se iniciarán las obras de remodelación de las cubiertas de la Escuela de Idiomas y del Centro Cívico de Santa Bárbara, y antes de que acabe el año, se habrá intervenido así mismo en el Centro Cívico de Valparaíso.
Y considerando que «nadie cuestiona» estas actuaciones porque «son necesarias y demandadas», afirmó este aspecto como clave para que los vecinos acepten de buen grado las propuestas gestadas por el actual equipo de Gobierno entre la ciudadanía.