El paro se reduce en mayo animado por la pujanza agrícola

Á. de la Paz
-
El paro se reduce en mayo animado por la pujanza agrícola

La provincia de Toledo cierra el quinto mes del año con 60.537 parados, 592 menos que en abril y casi 3.800 respecto a mayo de 2018. Buen dato de afiliación a la Seguridad Social, aunque cae la contratación indefinida

El paro continuó descendiendo en la provincia de Toledo y encadenó el pasado mayo su tercer mes consecutivo de bajada, tras el leve repunte de febrero. Según las estadísticas publicadas por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), en la provincia hay 60.537 parados, una cifra cada vez más alejada de los máximos marcados durante la pasada crisis económica (en febrero de 2013 se alcanzaron los 96.995 parados). El desempleo cae en 592 personas respecto a abril, aunque la profundidad de la reducción se hace más palpable en términos interanuales, con 3.753 inscritos menos.
El tirón del sector primario explica el descenso en el número de parados en el último mes. Las actividades ligadas a la agricultura sacaron del desempleo a 306 personas. La contratación en este ámbito productivo se expandió gracias al inicio de determinadas campañas agrícolas. La industria y la construcción, por su parte, también restaron desempleados a la lista. El sector secundario registró una notable reducción de 168 personas, mientras que la construcción lo hizo eliminando 171 parados. Las actividades del sector servicios, entre las que se incluyen aquellas relacionadas con la administración, el bienestar, el consumo y el turismo, entre otras, vivieron un mes de transición tras la importante contratación en Semana Santa y antes de la llegada del verano: 52 personas que trabajaban en este grupo mayoritario dejaron de hacerlo en el quinto mes de 2019. El colectivo formado por las personas sin empleo anterior incorporó un parado más, hasta los 5.046. Los parados de origen extranjero minoraron en 105 personas, quedándose este apartado en los 7.599 parados.
La afiliación a la Seguridad Social también repuntó. Un total de 629 toledanos (cifra superior a la del paro reducido) se incorporaron al sistema público. El buen dato es extensible a los niveles regional y nacional. Castilla-La Mancha alcanza los 704.185 cotizantes y España los 19.442.113.
La contratación mostró un comportamiento positivo, aunque cabe distinguir la de carácter indefinido con la temporal. El número de contratos rubricados se elevó hasta casi los 23.000, con un incrementó de más de 5.400 respecto al pasado mes de abril. Esta buena cifra, sin embargo, no animó la contratación sin fecha de caducidad: solo 1.759 de las nuevas altas, apenas el 7,6% del total, fueron indefinidas. En abril se suscribieron 1.952 contratos indefinidos, 193 más que en el recién finalizado mayo.
Principales ciudades. Las cifras del paro en la ciudad de Toledo siguieron bajando en mayo. La capital regional sigue mejorando en  este indicador y ahonda sus buenos registros situándose cada vez más lejos de la barrera de los 5.000 parados, cerrando mayo con 4.787 personas en esta situación. En Talavera de la Reina el paro volvió a repuntar: la ciudad de la cerámica añadió 183 parados a su extensa lista, hasta los 10.280.
El desempleo también cayó en las localidades de Illescas (2.092 parados, 46 menos que en abril; Seseña (1.684, 48 menos) y Torrijos (1.234, 44 menos).