Unidas Podemos fija la «justicia social» como eje de acción

C.M
-
Unidas Podemos fija la «justicia social» como eje de acción - Foto: Sandra Muñoz

Txema Fernández presentó, con Ávalos y Labrado, un programa electoral que «se pone del lado de la clase trabajadora» apostando por «el empleo y por la radicalidad en materia social»

Una programa elaborado desde el consenso -interno y ciudadano- que apuesta por «transformar la ciudad», que se pone «del lado de la clase trabajadora, de la mayoría social» con la generación de «empleo de calidad» y a través de la defensa de «la sostenibilidad, los servicios públicos y la radicalidad social». Bajo este prisma argumental y político, el candidato de la formación a la alcaldía tuvo a bien explicitar que estas propuestas se sustentan en la «justicia social» como «concepto con el que nunca vamos a negociar».
De hecho, y suscribiendo en esta enumeración de medidas «un compromiso social impregnado de realidad», Txema Fernández se acompañó de Ólga Ávalos y Pedro labrado para ofertar un conjunto de apuestas llamadas a movilizar el voto «hacia una política pensada para la clase trabajadora» y a la consecución de «un empleo estable no subvencionado ni bonificado». En este sentido, y consciente de que la gestión municipal debe pasar por «la sostenibilidad y la defensa del río Tajo», el candidato apostó por una ciudad «pensada por y para los jóvenes que posibilite la emancipación » y por «la radicalidad en materia de igualdad» para que no existan «brechas ni desigualdades».
Ólga Ávalos tomó la palabra para destacar el compromiso feminista y social del programa adelantando que para ellos «la concejalía de igualdad será realmente trasversal en el Ayuntamiento», a lo que se sumará la partida del «4% del presupuesto municipal para realizar políticas que transformen la vida de las toledanas» y visibilicen «la cultura por ellas creada». Además, garantizó la recuperación «del Consejo de Salud Local que contará con la participación de la ciudadanía y de las autoridades sanitarias» para tratar las necesidades en materia de salud de la población.


Sostenibilidad y transporte. Por su parte, Pedro Labrado apreció las virtudes programáticas centradas en la sostenibilidad y el medioambiente». Ámbitos en los que aludió a la necesidad de pensar en «un plan de movilidad sostenible» ante la apertura del nuevo hospital del Polígono y, por supuesto, al imperativo de potenciar «el transporte público» para, a la vez, propiciar un menor uso de los vehículos particulares y, sobre todo, de los más contaminantes.
No en vano, y preguntados por las apuestas vinculadas con la peatonalización del Casco y la disminución de los efectos nocivos de los vehículos, Fernández propuso «bonificar en el impuesto de circulación a los vehículos que menos contaminen y que accedan al Casco los de baja contaminación» y denotó la necesidad de «debatir sobre la posibilidad de desarrollar nuevos planes de peatonalización» en un entorno en el que «se ha hecho a medias».


Habitar lo ya construido. Sobre los planes municipales de Unidas Podemos-IU en torno al urbanismo y, sobre todo, al POM, Txema Fernández insistió en una línea de acción que priorice la «habitalidad de las cerca de 4.500 viviendas vacías registradas en la ciudad» frente a la utilización de nuevos espacios urbanísticos como el planteado en «la modificación puntual 29» pensada por el actual equipo de Gobierno.
En este punto, aseguró el candidato de la formación, indudablemente se deberá redactar un nuevo Plan de Ordenación Municipal que, por tener que ser «abierto y debatido por todos los agentes sociales», es «difícil que pueda elaborarse en cuatro años», razón por la que debería «trabajarse en el llenado de las viviendas vacías» y en la rehabilitación de «inmuebles situados en el Casco» que olvidados, se desploman sin remedio «como ocurrió hace unos días».