Toledo pide 1,4 millones para la renovación urbana del Casco

C.M.
-

Intervención en 18 edificios y en tres «reurbanizaciones» por 3.796.000 euros. El Consorcio intervendrá en ellos dentro de su Plan de Vivienda

Con el ARRU recibido entre 2016 y 2018, se reordenó el urbanismo de la Plaza Amador de los Ríos. - Foto: Víctor Ballesteros

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Toledo aprobó, este jueves, la solicitud de financiación propuesta a realizar a través de la convocatoria de las Ayudas a la Regeneración y Reurbanización Urbanas (ARRU). Por ello, y ya que este programa de ayudas tiene por objeto «la financiación de la realización conjunta de obras de rehabilitación en edificios y viviendas, de urbanización o reurbanización de espacios públicos y, en su caso, de edificación en sustitución de edificios demolidos», el Consistorio ha reclamado esta línea de subvención para «desarrollar actuaciones en 18 edificios y en tres áreas de reurbanización».
De hecho, la propuesta planteada ha sido estimada en 3.796.672 euros, por lo que se espera lograr una subvención de 1.470.000 euros, y las mismas se llevarían a cabo hasta el próximo 2021. El plan incluye las citadas 18 actuaciones «en edificios, de uso residencial en su mayoría», y tres acciones de reurbanización destinadas a la remodelación de pavimentos, adoquinado, mejora de arbolado y vegetación adaptada al clima, o accesibilidad. A ellas se unen las orientadas a la renovación de mobiliario urbano o de instalaciones de saneamiento, agua, alumbrado público y telecomunicaciones.
No en vano, explicó el responsable del área de Urbanismo, las propuestas presentadas mantienen «los modelos de reordenación urbana aplicados en los últimos años en el Casco» en torno a «la preservación del patrimonio» y a «la apuesta por mantener vivo el barrio antiguo de la ciudad».
ejecutadas por el consorcio. Sobre la necesidad de que sea la Administración Local la que debe concurrir a este programa de subvenciones se debe a que, por primera vez y una vez finalizado el plan establecido hasta 2016 pero ampliado hasta 2018, la norma así lo establece ya que, en convocatorias anteriores, era el Consorcio de la ciudad el que tramitaba estas ayudas porque era, al fin y al cabo, la entidad la que las iba a ejecutar.
De hecho, estas ayudas del Plan de Vivienda se solicitan de acuerdo a la convocatoria de subvenciones de la Consejería de Fomento en el ámbito de aplicación del Plan Especial del Casco Histórico, y son instrumentalizadas a través del Consorcio, razón por la que se focalizan en el carácter de uso residencial de los inmuebles y la renovación de los pavimentos de los espacios públicos patrimoniales.
Por ello, recordó Teo García, la decisión de solicitar esta financiación del Área de Regeneración y Renovación Urbana responde a un compromiso adoptado por todos los grupos políticos durante el Debate sobre el Estado de la Ciudad.
En este sentido, apuntó el responsable del área de Urbanismo, que gracias a las subvenciones recibidas a través del ARRU fijado para los años 2016-2018, el Consorcio «ha logrado rehabilitar un total de 165 viviendas con un coste global de 4.194.664 euros», siendo 1.232.090 euros la cantidad aportada por las instituciones.
Esta línea de ayudas, apreció García, fue también utilizada para acometer los trabajo relativos a la reordenación urbana de las plazas Amador de los Ríos y Barrio Rey, y para realizar un ensanche en la calle de la Plata.