El clero contra la Guardia Civil a beneficio de Manos Unidas

Á. de la Paz
-

El campo de fútbol municipal de Santa Bárbara acoge el 30 de abril el primer partido entre miembros de los dos colectivos. La recaudación se destinará a construir dos escuelas en Benín

El clero contra la Guardia Civil a beneficio de Manos Unidas - Foto: David Pérez

Toledo celebrará un partido de fútbol benéfico sin precedentes en la historia pese al arraigo social de las dos instituciones en liza. El próximo 30 de abril, en el campo de fútbol municipal de Santa Bárbara, se enfrentarán un equipo formados por agentes de la Guardia Civil y otro compuesto por sacerdotes. El objetivo de tan singular acontecimiento es recaudar fondos a beneficio de la construcción de dos escuelas en Benín, en el occidente del continente africano. Manos Unidas lidera este proyecto educativo, cuyo coste estimado alcanza los 65.000 euros.
El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, el general de Brigada Jefe de la Zona de la Guardia Civil de Castilla-La Mancha , Manuel Llamas, y el presidente diocesano de Manos Unidas, Antonio Juanes-Carretero, acudieron a la presentación del partido. Rodríguez tildó la iniciativa de «simpática y amable» y apuntó a que el encuentro deportivo permitirá homenajear tanto a la Benemérita por el 175 aniversario de su fundación como a la organización social vinculada a la Iglesia por su 60 cumpleaños.
Llamas, por su parte, señaló que este acto se enmarca dentro de un conjunto de propuestas con las que el Instituto Armado «quiere visibilizar la celebración ante la sociedad civil toledana y compartirla con ella». La Guardia Civil, además, organizará un concurso literario infantil y una carrera atlética en Yuncos «en torno al 13 de mayo, día de la efeméride». El general aseguró que se trata de «puestas en escena ambicionan tocar todos los ámbitos”.
El responsable de Manos Unidos en la archidiócesis de Toledo desgranó las claves del proyecto benéfico que motiva el partido. La propuesta de la asociación pasa por construir dos escuelas rurales en una zona de Benín con una gran proporción de menores. «El propio Estado ha pedido ayuda ante tantísima población joven como hay». Las entradas para asistir al choque importan cinco euros. Dado que la organización espera vender un millar de pases, se prevé que la recaudación ascienda a 5.000 euros. Joma ha donado las camisetas. La del clero es negra con ribetes morados, mientras que la de los uniformados es azul con bandas amarillas. El escudo de los curas será el de la propia archidiócesis; la Guardia Civil ha optado por el logo conmemorativo de sus 175 años.
Rodríguez bromeó con la posibilidad de poner el VAR y recordó que practicó el fútbol de joven como central y lateral izquierdo. «No me hacía dar leña para jugar bien»