Protestas «más contundentes» por la supresión de 700 interinos

e. martín / toledo
-

Los sindicatos modificaron el orden del día de la asamblea después de recibir la convocatoria para la mesa sectorial que se celebrará el lunes. Antes habrá concentraciones

Protestas «más contundentes» por la supresión de 700 interinos - Foto: Yolanda Redondo

Tenían prevista una asamblea informativa y tuvieron que alterar los puntos del orden del día después de recibir en sus correos la convocatoria del director general de Función Pública, Juan Manuel de la Fuente, para acudir a la mesa sectorial prevista para el lunes 20 de agosto, a las 10,00 horas, y que comenzará con una concentración de protesta de los empleados públicos tras una nueva modificación de Relación de Puestos de Trabajo (RPT) que no ha sentado nada bien en CCOO, UGT y STAS. El portavoz de este último colectivo, Gustavo Fabra, apuntó a este diario que «supondrá la supresión de casi 700 puestos de interinos».
A la convocatoria de la tarde de ayer en la Sala Thalía del barrio de Santa María de Benquerencia acudieron en torno a unas 200 personas, que se encontraron con esta noticia que llevará a los sindicatos a realizar «acciones más contundentes» que las que han realizado hasta este momento. Fabra insistió en pedir la dimisión del portavoz del Gobierno regional y consejero de Presidencia y Administraciones Públicas, Leandro Esteban, porque apunta que este nuevo documento «elaborado por la propia Consejería de Administraciones Públicas demuestra que está mintiendo porque la instrucción sigue adelante».
Fabra destacó ayer el «compromiso» que están mostrando los trabajadores públicos y a los que invitó a seguir participando en las movilizaciones previstas, «ya que no vamos a permitir que este atropello se lleve a cabo». Así, avanzó que la intención es realizar un estudio de lo que supondrá esta modificación de RPT en cada unidad administrativa y que a partir del lunes veinte comenzará una semana llena de protestas. «Las acciones serán indefinidas hasta que se retire esta medida». Además, se mostraron todavía más cabreados por haber recibido esta convocatoria sólo con una semana de antelación cuando «se trata de la mayor modificación de la historia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha que afecta a todas las consejerías y a todas las delegaciones».
Fabra dijo que en estas protestas buscarán la implicación de todos los afectados, «entre los que se encuentran también los usuarios de los servicios públicos». «No nos oponemos a la reestructuración de la administración, pero sin la eliminación de puestos de trabajo».
Por su parte, Ramón González, representante de Comisiones Obreras, lamentó que estas iniciativas «vayan a dejar la administración a cuadros», palabras que secundó Beatriz Tormo, de UGT, quien pidió también el respaldo de los trabajadores para acudir a esta mesa sectorial. De hecho, recordó que seguirán adelante con los ‘Viernes Negros’, sobre todo, después de esta modificación. «Cuando esta tarde he visto 700 amortizaciones encima de la mesa se me han puesto los pelos de punta a pesar de que sabíamos que se iba a producir».
Así las cosas, desde UGT recuerdan que «es el mayor ataque que se ha producido contra el empleo público en la región de Castilla-La Mancha, con un trato vejatorio hacia el personal afectado y, por tanto, hacia los ciudadanos en general, destinatarios finales de los servicios públicos».  Es más, dicen que se está forjando una «alianza sin precedentes».