Limpieza, saneado y sellado para la torre de la Catedral

F. Rodríguez
-
Limpieza, saneado y sellado para la torre de la Catedral

El proyecto de restauración está a expensas de la licencia municipal de obras y recoge también un cosido de fragmentos pétreos y un tratamiento biocida para paliar los efectos corrosivos de las palomas

El Cabildo de la Catedral Primada de Toledo ha presentado ya en las oficinas del Ayuntamiento el proyecto de restauración de su torre, por lo que está a expensas de obtener la pertinente licencia municipal para iniciar los trabajos.
El pasado 14 de octubre, una pieza de una de las cornisas de granito de la torre se desplomó sobre la calle Arco de Palacio. La fortuna, y el hecho de que fueran las siete y media de la mañana de un domingo, favorecieron que en ese preciso momento no transitara nadie por la zona. Los bomberos realizaron entonces los trabajos de emergencia necesarios para garantizar que no se produjeran más desprendimientos, suspendidos por cuerdas y descendiendo desde el nivel del campanario hasta el nivel de la torre donde se había producido el desprendimiento, a unos 40 metros de altura.
Inmediatamente, a petición del Cabildo de la Catedral Primada, se realizó una inspección pormenorizada de las fachadas y cornisas de la torre para documentar las lesiones y procesos patológicos existentes, así como algunas actuaciones preventivas durante la misma inspección, tales como el acuñado o el desmontaje de elementos con peligro de desprendimiento.
A lo largo de la segunda y tercera semana de octubre se realizaron varias visitas al inmueble para una inspección visual de las lesiones, y una primera toma de contacto para determinar las posibles causas del desprendimiento.
Este análisis determinó, entre otras cosas, que la exposición a los agentes climáticos había ocasionado a lo largo de los años cierto desgaste en estos elementos más expuestos. El viento y la lluvia en posible combinación con otros agentes externos fueron deteriorando la traza de los elementos, perdiendo éstos parte de su geometría funcional para conducir el agua, lo que a la larga provocó estancamientos y filtraciones indeseadas. Los morteros, al ser más porosos que la piedra, se convierten en vías de drenaje del agua de absorción de los muros de sillería. La circulación del agua es más activa en las juntas que en la piedra, por lo que los morteros se deterioran y se disgregan más rápidamente.
Además, durante la última semana de octubre se procedió a realizar una inspección pormenorizada de los cinco primeros cuerpos de la torre (hasta una altura aproximada de 50 metros), especialmente de las zonas más expuestas a los agentes ambientales que han sufrido un mayor deterioro, para detectar y documentar lesiones y procesos patológicos, determinar su origen y establecer unas recomendaciones de actuación para la posterior elaboración del protocolo específico de intervención.
Con el análisis de los datos, el Cabildo encargó al arquitecto conservador de la Catedral, Jaime Castañón Fariña, el proyecto de restauración que ya está en manos del Ayuntamiento.
Dicho escrito comprende en sumario la limpieza y saneado generalizado de la torre preconsolidación selectiva, retirada de colonización biológica, tratamientos biocidas, limpiezas específicas, sellado de grietas y fisuras, cosido y adhesión de fragmentos pétreos, sellado de deplacaciones pétreas, reintegración volumétrica, entonados, protección general de la superficie pétrea, balaustrada superior, elementos escultóricos, friso de pizarra, elementos cerámicos, tratamiento de elementos de forja y protección final.
El Ayuntamiento tiene que conceder la licencia y, una vez los trámites legales estén superados, será cuando el Cabildo pueda iniciar los trabajos.

Limpieza, saneado y sellado para la torre de la Catedral
Limpieza, saneado y sellado para la torre de la Catedral